Paraguay se enfrenta a "larga y costosa" sequía

Tierra seca.
Image caption En el Chaco Central no hay agua dulce, salvo los pozos que se llenan con agua de lluvia y tienen corta vida.

Unas 30.000 familias indígenas y rurales que habitan en el centro y el norte del Chaco Paraguayo se han visto afectados por la dura sequía que azota a la región occidental desde hace al menos cinco meses.

"La escasez de agua para consumo humano y la proliferación de aljibes y tajamares (represas) secos ha vuelto crítica la situación", le dijo a BBC Mundo la ministra de la Secretaría de Emergencia Nacional, Gladys Cardozo.

En Paraguay, la población indígena tiene problemas para acceder al agua potable no sólo en tiempos de sequía.

Según cifras oficiales, sólo el 6% de los pueblos indígenas tiene acceso al vital líquido.

Pero el problema, que es crónico, se agudiza en esta época, especialmente ante la presencia del fenómeno climatológico conocido como "La Niña".

Y la escasez de agua también se atribuye a la deforestación, al mal uso del territorio y a que "algunos ríos y arroyos fueron represados por ganaderos de la zona para dar de beber a sus animales", expresó Cardozo.

Lea: "Los ganaderos paraguayos destruyen el Chaco"

Sin agua dulce

En el Chaco Central no hay agua dulce, salvo los pozos que son de recarga artificial, pues se llenan con agua de lluvia y tienen corta vida.

"Las lluvias se producen cada vez con menor frecuencia y abundancia y el intenso calor evapora el agua de forma casi instantánea, con lo cual se hace difícil la recolección para guardarla en reservorios", explicó la funcionaria.

Según Cardozo, se pueden cavar pozos de hasta 200 metros y se encontrará abundante caudal de agua, pero salada.

"La solución estructural es la construcción de plantas desalinizadoras, como parte del proyecto Complejos de Producción Sustentable de Agua Dulce en el Chaco, que ya se están terminando y comenzarán a funcionar a fines de este mes de septiembre", aseguró la ministra.

Y las plantas desalinizadoras no sustituirán completamente a los métodos tradicionales.

"Como parte del Complejo construimos grandes techos para la cosecha de agua de lluvia con canaletas y aljibes en donde se almacena el líquido", agregó.

Lea también: Sanción en Paraguay por talar bosques indígenas

"La Niña", hasta 2012

"La Niña" no solamente afecta a la región del Chaco. El fenómeno se instaló desde julio y sus efectos se sienten en todo el país.

Paraguay espera dos períodos agrícolas con déficit de agua por lo que el sector productivo debe prepararse para enfrentar un clima hostil.

Image caption El gobierno prevé que en este mismo mes empiecen a funcionar las plantas desalinizadoras.

El jefe de meteorología de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción, Max Pasten, dijo a la prensa que Paraguay tendrá dos periodos consecutivos con déficit de lluvias.

"La sequía actual de invierno se unirá a un verano con escasas lluvias, en espera de la llegada de la seca invernal del 2011. Esto significa que hasta el verano de 2012 las precipitaciones pueden resultar insuficientes", comentó Pasten.

Aclaró posteriormente que en este período podrán registrarse tormentas o lluvias de gran intensidad pero "estas situaciones también constituyen parte del problema por el daño que generan en los cultivos o en poblaciones enteras", aseguró.

Aunque aún se desconoce la intensidad de "La Niña" dado que se encuentra en una fase incipiente, el meteorólogo advirtió que de acuerdo con los datos disponibles, los efectos serán moderados "lo cual significa que habrá un marcado déficit en las precipitaciones".

"El problema es que un fenómeno de intensidad moderada tiene la fuerza suficiente para causar estragos tanto en la producción como en la salud pública, así como en la preservación de recursos naturales", afirmó.

Afectará a la economía

El Ministerio de Agricultura y Ganadería también advirtió sobre la importante reducción en las lluvias durante el próximo verano austral y alertó a los productores para que tomen medidas destinadas a mitigar el impacto de una posible sequía en sus cultivos.

La agricultura es el motor de la pequeña economía paraguaya, que en 2009 se contrajo un 3,8% debido a los efectos de la crisis mundial y de una fuerte sequía que causó una caída de alrededor del 40% en la producción de soja, el principal producto de exportación del país.

Aunque se estima que la economía tendrá este año un crecimiento entre un 9 y un 10, 5%, el mayor en 29 años, este se desaceleraría de nuevo fuertemente en el 2011, cuando avanzaría apenas un 3,5%, afectado por el impacto de "La Niña".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.