Chile: perforadora llegó al taller de los mineros

Perforadora strata 950
Image caption La perforadora llegó hasta el taller aledaño al refugio de los mineros.

Durante la madrugada de este viernes la perforadora Schramm T-130 logró llegar al taller aledaño al refugio donde se encuentran los 33 mineros que permanecen atrapados desde el 5 de agosto en un yacimiento del norte de Chile, en un primer paso concreto para su rescate.

La máquina del llamado "plan B" alcanzó el sector ubicado a unos 660 metros de profundidad con un primer ducto de unos 30 centímetros, y ahora deberá retirarse para iniciar un nuevo proceso que ensanchará a unos 66 centímetros el agujero, permitiendo la salida de los mineros.

"Es la primera perforación del hoyo de la rosquilla, luego hay que cambiar y montar los martillos que tienen cinco cabezas y a través de esa guía iniciar el proceso de escareado o ampliación de este túnel", explicó el ministro de Minería, Laurence Golborne.

El inicio de este trabajo se demorará varios días, según dijeron autoridades, ya que es necesario cambiar parte de la maquinaria para comenzar con la nueva fase. Así, la fecha de salida de los trabajadores sigue estimándose entre octubre y noviembre.

Ahora, los propios mineros deberán limpiar los escombros que haya dejado la T-130 en el taller de la mina San José, ubicada en las cercanías de Copiapó, a unos 800 kilómetros al norte de Santiago.

Un paso muy importante

Miguel Fort, ingeniero en minas y uno de los principales asesores técnicos en las labores de rescate, dijo a BBC Mundo que la llegada de la perforadora al taller es un logro crucial en el proceso para poder sacar a los 33 obreros.

"Es un paso muy importante, y además significa que se empieza a mejorar la condición de aire abajo. Se va a mejorar la situación para los mineros que están respirando con mucha humedad", indicó.

Las nuevas labores podrían tardar menos que las tres semanas y media que se necesitaron para llegar a los 660 metros, ya que se estima que no deberían tener problemas como la rotura del martillo, que tuvo a la máquina cuatro días paralizada.

"Yo creo que ya está superada esa zona, pero de todas maneras los especialistas van a tomar las medidas del caso y van a hacerlo con más precaución por si hubiese alguna situación conflictiva. Tienen que hacerlo más lento en ese sector para asegurar que la herramienta llegue al taller nuevamente", señaló Fort.

En tanto, la máquina Borer Strata 950, que efectúa el "plan A" de rescate, llegó a 320 metros de profundidad y detuvo sus labores para cambiar los martillos de perforación. Se espera que vuelva a operar entre el sábado y el domingo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.