Terapia larval: no tan milagrosa

Las larvas de mosca, que actualmente se usan en varias clínicas como terapia curativa, quizás no sean tan milagrosas como se ha pensado.

Image caption Las larvas de mosca se usan cada vez más para la curación de heridas.

Una investigación llevada a cabo en el Reino Unido comparó la terapia de larvas con el tratamiento estándar de "hidrogel" que se usa para curar úlceras de la pierna.

Tal como señalan los investigadores en la British Medical Journal (BMJ) (Revista Médica Británica), no se encontraron diferencias.

En los últimos años la comunidad científica se ha visto muy entusiasmada por las propiedades curativas de las larvas, la llamada terapia larval.

Las larvas, específicamente de una mosca llamada Lucilia sericata, o mosca verde, ingieren el tejido muerto o infectado en una herida causando la muerte de bacterias.

La aplicación de larvas de mosca cultivadas en forma estéril y controlada, en el tratamiento de heridas, ha sido conocida durante siglos.

Pero su uso comenzó a desaparecer paulatinamente a partir de la introducción de antibióticos en la década de 1940.

Más populares

En los últimos 10 años, sin embargo, esta terapia se ha vuelto a utilizar, particularmente para el tratamiento de úlceras de pierna.

Éstas son heridas de la piel generalmente provocadas por la mala circulación de la sangre, comunes en pacientes diabéticos o con problemas cardiovasculares.

Estas úlceras, llamadas venosas, pueden ser muy difíciles de tratar, y después de usar vendas de alta compresión durante 16 semanas, sólo la mitad logran sanar.

El tratamiento estándar es el de hidrogel -un ungüento a base de agua- que mantiene la humedad de la lesión y promueve el proceso de curación natural.

El otro tratamiento, con larvas, es algo más complicado porque los gusanos tienen que ordenarse antes de colocarlos en la lesión del paciente y esto puede tardar días.

La teoría de la terapia larval es que estos animales son efectivos porque "limpian" el tejido muerto o infectado -un proceso llamado debridación- estimulando la curación y eliminando bacterias como el SARM (Estafilococo áureo resistente a la meticilina).

Sin embargo, tal como señalan los investigadores, aunque la terapia larval se utiliza en hospitales cada vez más, sólo ha sido probada en un ensayo controlado con 12 pacientes.

En el estudio más reciente en el Reino Unido, 270 pacientes con úlceras venosas fueron tratados con alguna de las dos terapias, larvas e hidrogel, y se siguió su progreso durante un año.

Los científicos no encontraron diferencias importantes entre los dos tratamientos en el tiempo que tardó la úlcera en sanar, o en la calidad de vida de los pacientes.

Las larvas tampoco fueron más efectivas que el hidrogel en la reducción de la bacteria o en su eliminación y, en promedio, esta terapia resultó más asociada al dolor, afirman los científicos.

El único beneficio, agregan, es que el tejido muerto en la herida fue eliminado más rápido con este tratamiento.

Según los autores "aunque la terapia larval es un agente de debridación más efectivo que el hidrogel, no encontramos evidencia de que ésta debe recomendarse para uso rutinario en el tratamiento de úlceras de pierna".

Mismo costo

Image caption El estudio no encontró diferencias entre la terapia larval y el hidrogel.

En otro estudio separado, también publicado en la BMJ, los investigadores analizaron la rentabilidad de ambas terapias.

No encontraron diferencias suficientemente importantes como para elegir una sobre otra.

Tal como señala la profesora Nicky Cullum, subdirectora de Ciencias de la Salud de la Universidad de York, quien dirigió el estudio, el resurgimiento en el interés para usar las larvas ha sido "prematuro".

"Las úlceras tratadas con terapia larval se limpiaron más rápido -dice- pero esto no sorprende ya que estos animales son un agente activo de debridación.

"Pero una limpieza rápida no condujo a una curación rápida" agrega la científica.

Ahora, dice, tocará a los profesionales de salud decidir cuál es el tratamiento más apropiado para sus pacientes.

Pero en general, los científicos concluyen que no hay beneficios adicionales con las larvas o con el tratamiento estándar.

"Al final, lo que debe considerarse es el objetivo del tratamiento" expresa la investigadora.

"Si por alguna razón es importante una rápida debridación, por ejemplo si el paciente va a recibir un injerto de piel, entonces debe elegirse la terapia larval.

"Lo que esperamos es que este estudio ayude a los médicos a tomar decisiones más informadas", afirma Nicky Cullum.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.