Planeta rojo tiene agua salada

Los investigadores de la NASA (Agencia Espacial de Estados Unidos) sospechan que podría haber agua salada en estado líquido en la superficie de Marte, una indicación más que mantiene vivas las esperanzas de los científicos de algún día poder encontrar formas de vida en el planeta rojo.

Image caption El hielo de Marte podría haberse trasladado a su ecuador.

Este último dato proviene de las exploraciones de la sonda espacial estadounidense Phoenix.

El aparato pudo hacer un breve reconocimiento del polo norte de Marte antes de apagarse debido a las duras condiciones del actual invierno marciano.

"Si se confirman los datos, este hallazgo podría ser una buena noticia para los investigadores que buscan evidencia de que hubo vida en el pasado del planeta", señaló el especialista de la BBC en temas científicos, Paul Rincón.

"Si alguna vez hubo bacterias primitivas en Marte, podrían haberse conservado evidencias de ello en las lagunas saladas que posiblemente sean suficientemente rasas para permitir el acceso a un astronauta o a una sonda robótica", agregó.

Lea: Marte: el misterio del metano

Hace 1,25 millones de años

Los científicos creen que el agua fluyó por la superficie de Marte hace 1,25 millones de años en un pasado relativamente reciente.

Image caption Nuestro propio planeta cuenta con varios abanicos fluviales.

El tema forma parte de las discusiones que se llevan a cabo esta semana en la 40ª. Conferencia Científica Lunar y Planetaria (LPSC, según sus siglas en inglés) en Houston, Estados Unidos.

"El abanico fluvial aporta una evidencia muy fehaciente de distintos episodios múltiples del flujo de agua. Estamos hablando de una tasa de metros cúbicos por segundo. No es un goteo pero tampoco es un chorro torrencial", señaló a la BBC uno de los autores del estudio, Samuel Schon.

El coautor del estudio y colega de Schon en el departamento de geología de la Universidad de Brown en Rhode Island, EE.UU., James Head III, hizo una comparación con los valles secos de Antártida, donde el viento esparce pequeñas cantidades de nieve por la superficie que luego quedan atrapadas en pequeñas zanjas.

"Cuando observamos esas zanjas utilizando las cámaras HiRise y CTX de la Nave de Reconocimiento Orbital de Marte, vemos material muy luminoso que tiene las características del dióxido de carbono y agua helada. Esto se acumula en las áreas protegidas", señaló Head en declaraciones a la BBC.

Oblicuidad

Al igual que en la Tierra, el ángulo de inclinación del eje de Marte en relación al Sol, u oblicuidad, suele modificarse a través del tiempo.

Image caption Los valles secos de Antártida tienen algunas similitudes con Marte.

"Sin embargo los cambios en la oblicuidad de Marte han sido mucho más significativos. Por eso hemos podido observar evidencia de que el hielo se haya transportado hasta el ecuador", según Head.

Y el comportamiento de las algas en la aridez helada de la Antártida podría darnos una indicación de algo similar en Marte. Estos organismos suelen revivir cuando se produce el deshielo en el verano antártico.

"No podría afirmar que eso es lo que ocurre en Marte. Sin embargo está claro que en la Tierra los organismos se han adaptado a la disponibilidad muy periódica del agua y se proliferan en Antártida bajo esas condiciones", dijo Head.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.