La integración entra por la cocina

Guía nutricional (Foto: cortesía http://www.aesan.msc.es/)
Image caption El texto contiene datos prácticos y gráficos sobre nutrición e higiene de los alimentos.

El Ministerio de Sanidad de España presentó una guía para mejorar la información nutricional de los inmigrantes, y -de paso- contribuir a su integración en la sociedad.

Titulada "Una alimentación sana ¡para todos!", el manual busca ofrecer datos prácticos, de manera gráfica, sobre la equivalencia entre la pirámide alimentaria típica española y las de los seis principales colectivos inmigrantes: el latinoamericano, el europeo del Este, el magrebí, el africano subsahariano, el indo-paquistaní y el chino.

"Es una herramienta que contribuirá a la integración de los recién llegados en la sociedad española a través de la alimentación", argumenta el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Roberto Sabrido.

Anelise Infante, corresponsal de la BBC en Madrid, informa que la guía parte de la premisa de que, debido a un poder adquisitivo promedio más bajo, los inmigrantes tienden a consumir alimentos más calóricos y ricos en grasas y azúcares, los cuales tienden a ser más baratos.

Además, según el Ministerio de Sanidad, la población inmigrante tiene una menor predisposición a realizar ejercicios físicos que los españoles.

Consejos prácticos

El texto, que cuenta con 50.000 ejemplares, contiene datos prácticos como que, por ejemplo, una papa equivale en nivel calórico a un tercio de una yuca y que una manzana se corresponde con medio mango, media papaya, un maracuyá, una guayaba o tres dátiles.

La guía cuenta con 50.000 ejemplares.

Igualmente dice que el poder nutricional de una rebanada de pan es igual al de media torta de maíz y que un plato de pasta es lo mismo que uno de cuscús. El manual recomienda alimentos para cada segmento de edad y sexo, e informa sobre las cantidades recomendables a lo largo del día y la semana "tanto si (los inmigrantes) prefieren la gastronomía española" o "consumir alimentos típicos de su cultura".

Además de contener recetas de cocina, el texto intenta educar sobre manipulación, higiene y conservación de los alimentos y dice que, por ejemplo, "cuando se descongele un producto se debe cocinar lo antes posible y nunca se debe volver a congelar".

Agrega que se deben "colocar en el frigorífico los alimentos frescos (carnes, pescados, verduras) separados de los que ya están preparados para ser consumidos" y que no es recomendable usar los mismos utensilios para cortar o colocar alimentos cocinados o crudos.

Los ejemplares de la guía se distribuirán a través de consulados, Organizaciones No Gubernamentales y Oficinas Municipales de Información al Consumidor.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.