Cambio climático: la ONU pide más

La primera ronda de conversaciones de Naciones Unidas sobre cambio climático concluyeron con una marcada división entre la visión de los países desarrollados y la de las naciones en desarrollo.

Image caption Los países emergentes quieren que las naciones ricas utilicen más tecnologías "limpias".

Los países emergentes desean que los más ricos realicen grandes recortes en las emisiones de gases contaminantes para 2020, que financien planes para la protección del clima y que utilicen más tecnologías "limpias".

El principal funcionario responsable del tema de cambio climático de la ONU dijo que los países ricos deberían mostrar "más ambición".

Las conversaciones realizadas en Bonn, Alemania, fueron la primera ronda de una serie de reuniones que buscan la concertación de un nuevo acuerdo global en diciembre.

El nuevo acuerdo suplantaría al Protocolo de Kyoto, cuyos objetivos para reducir las emisiones expiran en 2012.

Al inicio del encuentro, el principal negociador del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Jonathan Pershing, le dijo a la BBC que EE.UU. sólo ofrecería reducciones que sean "alcanzables políticamente y tecnológicamente".

El presidente se encuentra actualmente estudiando medidas para reducir las emisiones de EE.UU. a los niveles de 1990 para 2020.

Pero la Unión Europea ya prometió recortar al menos 20% de los niveles de 1990 para esa fecha; y los países en desarrollo, respaldados por los grupos de defensa del medio ambiente, han reclamado al mundo industrializado que actúe en base a las recomendaciones que hizo el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) y que prometan una reducción de un 25%-40%.

Pershing dijo que EE.UU. desea concentrarse en lograr mayores reducciones, pero en un período de tiempo más largo y argumentó que algunas de las solicitudes eran "inverosímiles".

Pero los pedidos para se tomen medidas más contundentes fueron respaldados por el secretario de la convención sobre el clima de la ONU (UNFCCC, por sus siglas en inglés), Yvo de Boer.

"Se necesita más ambición, claramente, de parte de los países industrializados", agregó de Boer.

Miles de millones ausentes

Los grupos de campaña a favor del medio ambiente en general recibieron de buen grado el nuevo entusiasmo de EE.UU. por el proceso, pero advirtieron que se necesitan mayores reducciones de carbono y más financiamiento.

Image caption Muchos quieren que EE.UU. reduzca aún más sus emisiones contaminantes.

"Hemos llegado a una encrucijada, y los países ricos son los que van a decidir el camino que vamos a seguir todos", afirmó Antonio Hill, principal consejero de políticas de Oxfam.

"Una ruta nos saca de la crisis económica y climática de hoy y nos lleva hacia un futuro con bajos niveles de carbono", aseguró el experto.

"La otra", apuntó Hill, "representa el desastre para cientos de millones de personas en todo el planeta".

La organización sin fines de lucro considera que el mundo occidental debería destinar cerca de US$50.000 millones cada año a ayudar a los países pobres a prepararse para las consecuencias del cambio climático.

Algunos observadores contrastaron las sumas mucho más pequeñas prometidas hasta el momento con la magnitud de los recursos que los gobiernos han puesto a disposición de los bancos con problemas de liquidez.

"Miles de millones están siendo invertidos en paquetes de recuperación para salvar a industrias tóxicas y bancos malos, pero no existe un estímulo financiero para impedir que las conversaciones de la ONU sobre el cambio climático entren en bancarrota y para ayudar a aquellos que sufren el impacto del cambio climático", exclamó Kim Carstensen, líder de la Iniciativa Global sobre el Clima de WWF.

Los delegados volverán a reunirse en Bonn en junio, para cuando los funcionarios de la ONU habrán redactado un borrador del texto sobre el cual se desarrollarán las negociaciones.

Como señal de las múltiples negociaciones que tendrán lugar en el futuro, los delegados acordaron agregar otras dos reuniones entre el encuentro de junio y la cumbre de diciembre en Copenhage.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.