Afganistán muestra su cara natural

Pese a la violencia que jaquea a diario al país, el trabajo de los habitantes de la provincia afgana de Bamiyán, junto a organizaciones internacionales, rindió sus frutos: el sistema de lagos separados por diques naturales de finas piedras de travertina de Band-e-Amir se convirtió en el primer parque nacional con reconocimiento internacional.

Image caption El parque alberga especies que sólo se encuentran en Afganistán.

"Este parque va a atraer a gente de Herat, Kabul, Jalalabad, tentada por la gran belleza del primer parque nacional de Afganistán", dijo el director de la Agencia Nacional de Protección Ambiental (NEPA), Mostapha Zaher.

El proyecto comenzó a desarrollarse en 2006 y contó con la colaboración de la agencia estadounidense de cooperación internacional (USAID) y Wildlife Conservation Society (WCS).

Enclavado en una región con cristalinos espejos de agua y grandes reservas minerales, este espacio concita el interés de miles de afganos y de peregrinos religiosos.

El turismo internacional, sin embargo, se estancó con la invasión soviética de 1979 y la última guerra iniciada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, dejando en el recuerdo el auge que había comenzado a gestarse en los años 50.

Las autoridades esperan ahora que la creación de esta área protegida sirva para captar una mayor cantidad de visitantes de otras partes del mundo.

Band-e-Amir está en cercanías del Valle de Bamiyán donde se levantaban los Budas gigantes de 1.500 años de antigüedad que fueron destruidos por el Talibán en 2001. Aquel hecho tuvo un alto impacto más allá de las fronteras afganas, ya que la zona había sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Especies en peligro

"En la quietud de las alturas, las aguas azules y turquesas son como espejos que a veces reflejan perfectamente las pendientes de los alrededores", describió el corresponsal de BBC en Afganistán Alan Johnston.

Sin embargo, añadió, "la tranquilidad del lugar puede ser interrumpida ocasionalmente por una modalidad local de pesca que utiliza granadas de mano".

El resguardo del medioambiente es uno de los principales objetivos del parque nacional, cuya gestión quedó en manos del Ministerio de Agricultura.

En la zona se ha perdido buena parte de la vida silvestre, según la WCS. Pero los últimos estudios de esa organización ecologista mostraron que todavía se conservan especies de cabras y uriales similares a ovejas salvajes.

También existen lobos, zorros, pequeños mamíferos, peces y varias especies de aves como el pinzón de nieve afgano, que es considerado como el único pájaro que habita exclusivamente en Afganistán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.