La fauna contra las aeronaves

Accidente de helicóptero tras estrellarse un ave. Crédito: Chris Cooper, Hummingbird Helicopters.
Image caption Los animales no perciben los motores más silenciosos de nuevos aviones.

El número de choques entre aviones y animales se multiplicó por cuatro en las últimas dos décadas, y este problema irá en aumento, augura la Administración de Aviación estadounidense.

Desde 1990 hasta 2007 se registraron más de 82.000 casos de accidente por colisiones en EE. UU., en su mayoría por el impacto de pájaros, según un estudio publicado por esta agencia.

De los 1.759 incidentes de 1990 se pasó a 7.666 en 2007.

Pero también se produjeron otros por el choque en el despegue o el aterrizaje de mamíferos como los ciervos, los zorros o los coyotes, o incluso de reptiles como los caimanes o las tortugas.

El Departamento de Agricultura y la Fuerza Aérea de EE.UU. pronostican que en los próximos diez años aumentarán el riesgo, la frecuencia y la gravedad de este tipo de accidentes.

Las razones que esgrimen son el incremento de la población de especies animales y el aumento del tráfico aéreo desde los años 80.

Además, algunos animales se adaptaron a entornos urbanos en las últimas décadas, incluidos los aeropuertos. Algunas aves suelen acercarse a las pistas de aterrizaje cuando llueve, debido a la aparición de los gusanos que les sirven de alimento.

También influye la modernización de los aparatos, añaden. Los animales no son capaces de percibir algunos nuevos modelos de aeronaves, equipadas con menos motores, que a su vez son mucho más silenciosos que los antiguos.

Culpables de graves siniestros

Según este informe, 219 personas murieron en todo el mundo desde 1988 por este tipo de accidentes. Sólo en EE.UU. fallecieron 11 personas y casi 200 resultaron heridas en las últimas dos décadas.

La periodista de la BBC Sasha Schlichter explicó que el estudio salió a la luz por el impacto causado por el último caso ocurrido en el país: el accidente de un aparato de US Airlines que tuvo lugar en enero en Nueva York y que obligó al piloto a hacer un aterrizaje de emergencia sobre el río Hudson.

Los investigadores del gobierno estadounidense que examinaron el avión encontraron una pluma en el motor y evidencia del "impacto de un cuerpo blando".

La mayoría de los accidentes que más víctimas dejan fueron causados por bandadas de pájaros, como el que quitó la vida a 62 personas en Massachusetts, en 1960.

A ello hay que sumarle las enormes pérdidas económicas, dice la Administración de Aviación. En 18 años, los pájaros y animales terrestres causaron más de 290 millones de dólares en gastos.

Los aeropuertos de Chicago, Dallas y el JFK, de Nueva York fueron los más perjudicados, con cerca de 1.500 impactos registrados en la última década, informa Schlichter.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.