Descifran los secretos genéticos de África

n estudio llevado a cabo por Sarah Tishkoff ha descubierto el mapa genético de los africanos.
Image caption El equipo recogió cerca de 3.000 muestras genéticas de los lugares más recónditos de África.

La diversidad de África, la cuna del ser humano, ya no es un misterio. Una investigación sobre su mapa genético desveló valiosa información sobre los pueblos del continente, sus lenguas y su cultura.

Se trata del estudio más completo de genética hecho jamás en África y revela que este continente es el lugar más diverso del planeta. El trabajo también identifica a los descendientes de los primeros hombres sobre La Tierra.

Un equipo internacional de investigadores publicó sus conclusiones en la revista Science después de pasar 10 años estudiando a 121 pueblos africanos.

La directora del proyecto, Sarah Tishkoff de la Universidad de Pennsylvania (EE.UU.), logró identificar 14 "grupos de poblaciones ancestrales", seres humanos que comparten la misma herencia genética, etnia y que son similares en su cultura y su lengua.

Para ello, el equipo recogió cerca de 3.000 muestras genéticas.

"Éste es un acercamiento a la historia de los pueblos africanos y, por tanto, a la historia de la Humanidad", dijo Muntaser Ibrahim, investigador de la Unviersidad de Jartum (Sudán).

El estudio compara las frecuencias de más de 1.000 marcadores, las partes del ADN que revelan la herencia genética común.

"Antes, (los investigadores genéticos) habían estudiado sólo a unos pocos africanos, y pensaron que eran representativos de todo el continente, pero hemos encontrado que no hay ninguna población representativa de toda esta diversidad", dijo la doctora Tishkoff.

"Nuestra meta ha sido hacer una investigación que pueda beneficiar a los africanos. Espero que (el estudio) establezca los cimientos para futuras investigaciones genéticas, y por tanto, futuras investigaciones biomédicas", añadió.

En lo más remoto

El equipo de científicos ha tenido que recopilar muestras genéticas en algunos de los lugares más recónditos del continente.

Para extraer la información más relevante de las muestras de sangre tuvieron que recurrir a métodos rudimentarios en laboratorios improvisados, como el uso de una centrifugadora conectada a la batería de un automóvil.

Precisamente de esta dificultad nace el valor de este trabajo, que trata de poblaciones que nunca se habían estudiando genéticamente.

Esto ha permitido establecer vínculos entre la biología, la antropología y la lingüística.

El estudio también sitúa el origen de la migración humana en en sudoeste africano, cerca de la costa fronteriza de Namibia y Angola.

Reconstrucción genética

Image caption El equipo descubrió que la diversidad genética y la lingüística han evolucionado de la mano.

Los datos también revelan nueva información sobre la historia de África. "Es la primera vez que disponemos de información genética para reconstruir episodios migratorios", dice la directora de la investigación.

Su equipo descubrió que, sorpresivamente, la diversidad genética y la lingüística han evolucionado de la mano.

"Los Masai (de Kenia), por ejemplo, han mantenido su lengua tradicional y su estilo de vida rural, pero genéticamente se han mezclado con muchas poblaciones de Etiopía (que hablan diferentes idiomas)", explicó Tishkoff.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.