El sur se prepara para la gripe porcina

El hemisferio sur ha comenzado a prepararse para un posible brote de gripe porcina.

Image caption Se inicia ahora el otoño en el sur y con éste la temporada de gripe en la región.

Aunque en el hemisferio norte los casos de la enfermedad aparentemente han comenzado a descender, se piensa que en el sur, donde se acerca el invierno, podría empezar a observarse la infección de H1N1 A, ya que éstos son los meses más propicios para la propagación de influenza entre la población.

"En los próximos dos meses se va a definir acá lo que pasa con esta epidemia", dijo a BBC Ciencia el doctor Amadeo Esposto, Jefe de Infectología del Hospital San Martín, en Argentina.

"Aquí en Argentina estamos ahora reunidos para coordinar las cosas en los hospitales y poder darle respuesta a un potencial episodio con este virus.

"Porque en este momento va a empezar a circular aquí el virus de influenza estacional y junto con éste quizás también el virus de la influenza porcina", afirmó el experto.

Virus de invierno

Los virus de influenza suelen propagarse más fácilmente en invierno porque pueden sobrevivir durante más tiempo en la superficie gracias a las bajas temperaturas y a la humedad.

Además, es una época en que suelen concentrarse más grupos de personas en espacios cerrados, lo cual también propicia su propagación.

Aunque las autoridades en México -donde al parecer se inició el brote- aseguran que los casos de la enfermedad han comenzado a estabilizarse, los expertos temen que el virus pueda regresar con más fuerza en los próximos meses, cuando en el hemisferio norte comience la temporada regular de influenza en el tercer trimestre del año.

La Organización Mundial de la Salud señala que por el momento no hay elementos nuevos que justifiquen elevar a seis el nivel de alerta, la fase más alta que implica oficialmente el estado de pandemia.

Pero la organización advierte que es esencial continuar monitoreando el curso de la enfermedad y observar cómo circula el virus en los próximos meses.

En particular, dicen los expertos, es importante observar lo que ocurre ahora en el hemisferio sur y si comienzan a surgir casos de infección del nuevo virus será una señal de alerta.

"El verdadero desafío ahora es ver lo que puede llegar a pasar acá en el hemisferio sur", señaló el doctor Esposto.

"No sabemos si la disminución de casos en el hemisferio norte se debe a las efectivas medidas que se han tomado o si simplemente es una atenuación de la actividad del virus porque está ya en la etapa veraniega.

"Por lo tanto el verdadero escenario de lo que puede pasar con este virus se va a dar aquí en el hemisferio sur", indicó el experto y agregó:

"En este momento en el hemisferio sur la situación nos va a complicar el manejo de los pacientes por la cantidad de consultas que suponemos vamos a tener, principalmente por influenza estacional, pero que ahora van a consultar como si fuera influenza porcina".

Pandemia en fases

Se ha visto que el virus H1N1 no parece ser agresivo y fuera de México sólo ha causado síntomas leves similares a los de una gripe común, sin la gravedad que se le atribuyó en un primer momento.

Image caption En México se han suspendido las actividades por temor a la propagación del virus.

Pero según el doctor Esposto, todavía estamos en una etapa de riesgo, por eso las autoridades continúan advirtiendo en el hemisferio norte que no debemos ser complacientes ante la amenaza de la enfermedad.

Se ha visto en el pasado que los virus pueden surgir en primavera, desaparecer en el verano y regresar con mucha más fuerza en otoño.

"Debemos seguir vigilando la actividad o inactividad de este virus. Y no podemos bajar la guardia", declaró Gregory Hartl, portavoz de enfermedades epidémicas y pandémicas de la OMS.

"Es posible que la actual actividad de virus haya llegado a su más alto nivel, pero sólo llevamos 10 días desde que se confirmó el brote así que es necesario esperar y observar qué ocurre.

"Existe la posibilidad de que este virus regrese en los próximos meses, especialmente en las temporadas de más frío", afirmó el portavoz.

La evidencia que se tiene de pandemias en el pasado es que éstas ocurren en distintas fases. La primera fase, dicen los expertos, a menudo es benigna. Pero después puede surgir una segunda fase mucho más grave en el otoño y el invierno.

Según el doctor Amadeo Esposto, no sabemos aún lo que puede ocurrir en el próximo invierno ni cómo se comportará este virus.

"Hemos tenido muchos avisos de que la próxima epidemia de influenza estacional sería más violenta que las anteriores y realmente eso no lo hemos visto hasta ahora.

"Lo que pienso ahora es que podría seguir siendo una influenza manejable. Pero eso lo sabremos en los próximos meses", concluyó el experto.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.