Con enfermedad, ellos son el sexo débil

En lo que se refiere a combatir enfermedades, realmente no existe la igualdad de los sexos.

Image caption Una hormona femenina parece dar una fuerza adicional al sistema inmune de la mujer.

Al menos eso es lo que revela una nueva investigación que demuestra que el sistema inmune de las mujeres es mucho más poderoso que el de los hombres.

Esto podría explicar porqué ellos siempre parecen sufrir más que ellas cuando se trata de aguantar un resfriado u otra infección.

La investigación llevada a cabo en Canadá revela que el estrógeno, la hormona sexual femenina, parece ofrecer un poder adicional al sistema inmune de las mujeres cuando se trata de combatir una infección.

El estrógeno, dice la investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Scienes (PNAS), Actas de la Academia Nacional de Ciencias, parece obstaculizar una enzima que a su vez bloquea el proceso inflamatorio.

"Nuestros resultados demuestran que las mujeres tienen una repuesta inflamatoria más poderosa que la de los hombres" afirma la doctora Maya Saleh, quien dirigió la investigación en el Centro de Salud de la Universidad McGill.

Freno inflamatorio

La investigación llevada a cabo con ratones se enfocó en una enzima llamada Caspasa-12, que se sabe es capaz de poner un freno en el proceso inflamatorio.

Este proceso es la primera línea de defensa del organismo cuando ocurre una invasión de bacteria o virus.

Los científicos trabajaron con ratones que carecían del gen de la Caspasa-12, lo cual los hacía extremadamente resistentes a la infección.

Posteriormente se implantó el gen en un grupo de ratones machos y hembras, pero sólo los machos se volvieron propensos a la enfermedad.

"Nos quedamos muy sorprendidos con estos resultados" afirma la doctora Saleh.

"Y determinamos que el estrógeno producido por el sistema inmune de las ratonas bloquea la expresión del gen humano de la Caspasa-12", agrega.

Evolución

Los científicos también lograron determinar el lugar preciso donde el estrógeno se adhiere al gen para poder bloquear su actividad.

Image caption Después de todo, quizás ellos son el sexo débil.

"Esto revela que la hormona en este caso ejerce una acción directa" expresa la investigadora.

Debido a que los experimentos fueron llevados a cabo utilizando un gen humano, los científicos creen que su trabajo puede también aplicarse a éstos.

Los investigadores creen que las mujeres podrían haber evolucionado con un sistema inmune más robusto debido a su importante papel en la reproducción y crianza de descendientes.

Quizás, dicen, es una estrategia que la naturaleza creó para proteger el papel reproductivo del organismo femenino y preservar a la raza humana.

El nuevo estudio, agregan los autores, plantea la posibilidad de encontrar nuevas formas de reforzar el sistema inmune utilizando la manipulación genética.

Pero tal como lo plantea la doctora Saleh "debido a que el estrógeno es una hormona exclusivamente femenina, ¿estarían dispuestos los hombres a recibir un tratamiento con ella?"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.