Chile: los desafíos del cambio climático

Viñedos en la zona central de Chile
Image caption Los días soleados sin interrupción son ideales para los viñedos.

En los últimos años, la economía de Chile ha sido una de las más dinámicas de América Latina, en gran parte, gracias su pujante sector de exportación

Pero ahora, una serie de estudios científicos llevados a cabo por expertos chilenos indican que el cambio climático podría plantear serios desafíos para el país.

De acuerdo con los modelos elaborados por los investigadores, en los próximos 40 años las temperaturas podrían aumentar al menos entre 1º y 1,5º centígrados y las lluvias podrían llegar a disminuir entre un 10% y un 15%.

Estos cambios podrían afectar, en particular, a la producción agrícola del centro del país, donde vive la mayor parte de la población.

"La agricultura en la zona central es la mas vulnerable," le dijo a la BBC el profesor Fernando Santibañez, de la Universidad de Chile, y agregó que están en riesgo "particularmente el sector forestal, y las vides y algunas frutas que dependen del riego".

Viñedos en peligro

Chile es el mayor exportador de cobre del mundo, pero el vino, las frutas y los productos forestales constituyen una cuarta parte de sus exportaciones.

Según Santibañez, los famosos vinos chilenos son especialmente vulnerables a los cambios que se prevén en el clima.

"El estrés térmico puede influenciar negativamente la productividad de algunas especies de uva", explicó Santibañez. "Las temperaturas mas altas pueden causar una aceleración en el desarrollo de la uva y causar una caída en la productividad y la calidad".

Se cree que la uva Merlot es una de las más sensibles a los cambios en el clima.

Por otra parte, la aparición de insectos más dañinos por el aumento en 1ºC de la temperatura también podría ser otro elemento que afecte la producción.

El valor de las exportaciones de vino chileno ha aumentado en los últimos 20 años de US$2 millones a US$1.500 millones el año pasado. El Reino Unido, por ejemplo, importa ahora más vino de Chile que de Sudáfrica.

"No hay duda que el calentamiento global es un tema preocupante" dijo Ricardo Poblete, un director de la Corporación Chilena del Vino.

Image caption Los expertos temen que el aumento de la temperatura acelera la maduración de las uvas.

"Sin embargo, hay varias posibilidades de adaptarse".

El valle central de Chile es particularmente bueno para los viñedos por la gran cantidad de días soleados sin interrupción, las noches frescas pero no heladas y la enorme cantidad que recibe de agua cuando se derriten las nieves de los Andes. Un cambio en la temperatura podría alterar este equilibrio.

"Algunas empresas como Concha y Toro están comprando propiedades en la zona del sur", añadió Poblete. "El calentamiento global es uno de los factores detrás de este desplazamiento".

Sin embargo, Poblete aseveró que en el futuro, las plantaciones podrían trasladarse más hacia el Océano Pacífico o hacia el pie de los Andes, en busca de temperaturas más templadas.

El agua, fuente de preocupación

Otro tema que genera preocupación es la disponibilidad de agua a largo plazo. Al igual que en otros países andinos, la velocidad a la que se están derritiendo los glaciares ha aumentado en los últimos años, principalmente por el incremento en las temperaturas.

Según los científicos, Chile, probablemente, depende menos del derretimiento de los glaciares para sus suministros de agua que países como Perú o Bolivia.

Sin embargo, los expertos temen que la combinación de más demanda, menos lluvia, menos nieve derretida y menos agua atrapada en los glaciares pueda provocar una seria reducción del agua disponible, especialmente en los meses de verano.

Sebastián Vicuña, director ejecutivo del Centro de Investigación Cambio Global de la Universidad Católica de Santiago, calcula que el Río Maipo -por lejos la mayor fuente de agua potable y de irrigación en la región- podría reducir en gran medida su cauce en los meses de verano.

De acuerdo a simulaciones hidrológicas, para 2065 el agua del río podría haber disminuido en un 70%, de 170 metros cúbicos por segundo a no más de 60.

"Nos preocupa particularmente el impacto del calentamiento global sobre el sector hidroeléctrico,' dijo Vicuña a la BBC. "Más de la mitad de la capacidad energética en la zona central de Chile viene de hidroelectricidad generada por agua que viene de tres cuencas, donde se prevé que habrá mucho menos agua".

Crisis energética

Chile produce una mínima parte del total de emisiones mundiales de gases con efecto invernadero. Pero si se calcula en términos per cápita, el país es uno de los peores de América Latina.

Los críticos señalan que Chile se ha comprometido a construir plantas energéticas a carbón. Esto es, en parte, en respuesta a la decisión de Argentina de (casi) no exportar gas a su vecino, debido a la falta de suministros.

Según la Comisión Nacional de Energía, el carbón representará un 25% del suministro eléctrico de Chile para 2020, y las emisiones se cuadruplicarán: de 70 millones de toneladas por año en la actualidad a 300 millones para 2030.

Sin embargo, los que están en favor del gobierno dicen que el Ejecutivo está tomando el tema del cambio climático muy en serio. En diciembre lanzó un plan de acción nacional para el cambio climático y este mes se incorporó un nuevo ministro de Medioambiente en la cámara baja del Congreso.

Constance Nalegach, negociadora por Chile en las conversaciones sobre cambio climático en la ONU, dice que su país está preparado para fijar sus propias metas de emisiones, pero también quiere ver cambios en los países industrializados.

"El cambio climático no es un problema del futuro", aseveró Nalegach. "Es un problema de ahora"

Santibañez cree que Chile tienen la capacidad de adaptarse al clima en el futuro, si comienza ahora a planificar y a invertir.

"No vamos a tener que hacer cosas extraordinarias como traer plantas de otra planeta", aseguró Santibañez. "Vamos a necesitar mas capacidad de sistemas de alerta, mayor articulación institucional, y mas regulación hidrológico".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.