En busca de fosas comunes en Colombia

Científicos británicos asesorarán a investigadores colombianos en la aplicación de nuevas técnicas para recuperar cadáveres de personas "desaparecidas" en Colombia.

Image caption La geología forense se aplica en la búsqueda de personas enterradas en fosas comunes.

El acuerdo fue resultado de la primera Conferencia Iberoamericana de Geología Forense que se celebró recientemente en Bogotá.

La conferencia fue organizada por investigadores del laboratorio de ciencia forense de la Universidad Nacional de Colombia con el fin de instruir a expertos de los campos jucidiales y legales, la policía, científicos forenses y otros académicos sobre la búsqueda de evidencia y rastreo de víctimas enterradas en fosas comunes por medio de técnicas de geología forense.

"La geología forense es una disciplina de las ciencias de la tierra que, a través de la aplicación de la mineralogía, petrografía y geofísica, entre otras ramas, contribuye a la orientación y esclarecimiento de una investigación judicial", dijo a BBC Ciencia el profesor Carlos Martín Molina Gallego, experto en geología forense de la Universidad Nacional de Colombia y organizador de la conferencia.

"Es decir, con técnicas geofísicas uno analiza lo que hay en el subsuelo. Se observa con principios físicos el volumen y la profundidad a la cual hay un objeto enterrado, que puede ser desde objetos como armas, hasta cadáveres y túneles".

Análisis del subsuelo

Para la búsqueda de fosas comunes se requiere de un equipo especializado que incluye un Radar de Penetración del Suelo o GPR, un electromagnetómetro o EM, fotos satelitales e imágenes aéreas, entre otras herramientas.

Tal como señala el científico colombiano no hay un acuerdo sobre el número de personas que pudieran estar enterradas en fosas comunes en Colombia, pero se calcula que puede haber entre 10.000 y 30.000.

"Tampoco hay un acuerdo sobre el número de fosas comunes, pero se habla de un mínimo de 2.000 y hasta 10.000", dice.

"Realmente es una problemática muy grande pero esperamos poder darle solución con esta tecnología".

Los investigadores colombianos cuentan ya con el equipo para comenzar la fase de experimentación y búsqueda de fosas en el país y por eso están buscando el apoyo de científicos experimentados en las técnicas de geología forense.

Uno de ellos es el doctor Alastair Ruffell de la Escuela de Geografía, Arqueología y Paleoecología de la Universidad de Queen en Belfast, Irlanda del Norte, quien es uno de los principales expertos en el campo y quien participó en la conferencia de Bogotá.

El doctor Ruffell ha estado involucrado en la búsqueda de personas desaparecidas en el conflicto de Irlanda del Norte y otros países de Europa y ahora ayudará a los investigadores colombianos en la aplicación de la ciencia de geología forense en la búsqueda de víctimas del conflicto de Colombia.

"Colombia tiene un largo y complejo legado de violencia", afirmó el doctor Ruffell.

"Muchas víctimas de esta violencia han sido enterradas en fosas comunes y se sospecha de la existencia de fosas masivas.

"Ahora las autoridades colombianas quieren localizar estos sitios de enterramiento y ayudar a que los familiares de los desaparecidos tengan cierto tipo de fin".

"Y la geología forense puede desempeñar un papel muy importante en este proceso", expresa el científico irlandés.

Genética y antropología

Image caption Se cree que podría haber hasta 30.000 personas desaparecidas en Colombia.

Tal como señala el profesor Molina Gallego, el trabajo no será fácil ya que antes del estudio geológico del terreno se requiere llevar a cabo un estudio previo con la participación de los familiares de las víctimas.

Y una vez que se ubican las fosas y los restos óseos se llevan a cabo los estudios genéticos y antropológicos que conducirán a la posible identificación de la víctima y la potencial reparación por parte del gobierno.

"Lo que haremos ahora es la fase de experimentación en la que tomaremos registros de los cementerios para recolectar una base de datos y compararlos con los registros eléctricos que se van a ir tomando.

"Se trata de registrar desde entierros recientes hasta antiguos y analizar el tipo de suelo, el nivel freático, la geología en fosas artificiales para después poder comparárlas con las fosas reales".

"Lo que intentamos es agilizar con tecnología el proceso de búsqueda de víctimas, sobre todo en zonas donde los informantes no colaboran o no recuerdan donde se cometió la masacre. Por eso la investigación con estos equipos será muy importante", afirma el investigador colombiano.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.