Microsoft contraataca

Imagen del sitio BIng de Microsoft
Image caption De acuerdo con Microsoft Bing es un buscador que ayuda a "tomar decisiones".

En un sólo día Microsoft regresó a los titulares. La empresa de Bill Gates decidió ir a "la caza" de Google en internet y de Nintendo en los videojuegos.

De manera inesperada, apenas un par de días después de haberlo anunciado, la empresa inauguró su nuevo buscador llamado Bing.

Pocas horas más tarde en el congreso más importante de videojuegos del mundo, el E3, Microsoft anunció que está desarrollando una nueva forma de jugar videojuegos con un sistema que permitirá que el usuario controle el juego solo con el movimiento de su cuerpo y sin sujetar ningún dispositivo. Sin embargo, no dijeron cuando llegará al mercado.

La empresa responde así a la consola Wii de Nintendo -que ha acaparado las ventas en el ultimo año-, mientras que con el lanzamiento de su motor de búsqueda intenta contrarrestar el anuncio de la próxima aparición de Google Wave.

¿El sonido de la búsqueda?

Microsoft dice que escogió el nombre Bing porque es el sonido de una campana cuando se encuentra lo que se busca. Afirman, además, que el sitio permitirá una "mejor toma de decisiones", más organizadas y enfocadas en compras, viajes, salud e información local.

Para hacerlo el sistema utiliza cuatro filtros. El primero es "Mejor resultado" en donde el sitio sugiere al usuario el vínculo más cercano a su petición (algo como el "Voy a tener suerte" de Google); el segundo son los "Enlaces detallados" que proveen al usuario de vínculos adicionales a información más específica.

El tercer filtro es la "Vista previa rápida" que muestra una imagen en miniatura de los sitios para que el usuario evalúe su relevancia antes de hacer clic. Y finalmente, el cuarto son las "Respuestas Instantáneas" en las que Bing da al navegante información breve -tras una búsqueda- para que no haya que oprimir un nuevo enlace.

Parece claro que la intención de Microsoft es no rezagarse ante Google, pero ¿lo lograrán?

"No creemos que Bing va a destronar a Google o catapultar a Microsoft a una posición de liderazgo en las búsquedas", aseguró Shar VanBoskirk, analista de Forrester. Lo que sí hace es "cambiar el juego de las búsquedas al introducir un sistema centrado en el usuario para desplegar los resultados", evaluó VanBoskirk.

Videojuegos sin controles

Image caption La compañía no informó cuando saldrá Natal al mercado.

Por su parte, "Proyecto Natal" busca revolucionar el mundo de los videojuegos, a través de la consola Xbox 360, como en su día lo hiciera Nintendo con la Wii y su control interactivo.

Pero en "Natal" los juegos no tendrán control. Detrás del televisor, por encima de la consola, se instalará un sistema con una cámara de alta definición, sensores automáticos, micrófono con selección múltiple y un procesador que serán capaces de reconocer los movimientos de cada jugador, ademas de identificar su voz.

Con una patada del jugador se ejecutará un tiro libre en fútbol, moviendo las manos podrá manejar un auto y sacudiendo las caderas ejecutar un baile. Microsoft dice que el sistema no sólo identificará las palabras de los jugadores sino también el tono emocional de su voz.

La compañía ha vendido unas 30 millones de consolas de Xbox, por debajo de los 50 millones de consolas Wii que han sido adquiridas a nivel global. Parece claro que la empresa de Redmond, EE.UU., quiere cerrar la brecha.

¿Estamos frente a una revolución en el mundo de los videojuegos?

"Wii fue la revolución, pero Natal es la evolución", afirmó a BBC Mundo Adrian Drury, analista de Datamonitor. "Pero lo interesante será ver si este frenesí alrededor de Natal se vuelve una realidad en la práctica. Habrá que ver si realmente hay una diferencia entre la experiencia de Natal y la de Wii de Nintendo".

Bing nació pero tendrán que pasar algunos meses antes de saber si conquista el mercado, mientras que Natal es sólo una promesa. Habrá que esperar si con el tiempo ambos cumplen las expectativas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.