EE.UU. se pone duro contra el tabaco

Cigarrillo apagado.

Pese a las objeciones de la industria, el Congreso de Estados Unidos aprobó este viernes una ley que entrega por primera vez al gobierno el control de la producción, venta y publicidad del tabaco.

La iniciativa concede dicho control a la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés).

Tras la aprobación por la Cámara de Representantes, y a falta de que sea firmada por el presidente, Barack Obama, la ley permitirá a las autoridades limitar los niveles de nicotina en los cigarrillos y reducir drásticamente la publicidad del tabaco.

Muchos han celebrado la aprobación de la ley como una gran victoria frente a los intereses de la industria tabacalera, que durante años ha conseguido frustrar los intentos de regulación por parte del gobierno.

Entre los que aprobaron la medida se encuentra el propio Obama: "Desde hace años, incluso décadas, conocemos los dañinos, adictivos y a menudo mortales efectos del tabaco. Cada año los estadounidenses pagan cerca de US$100.000 millones en gastos médicos debido a él".

Obama declaró que esta aprobación supone una "victoria" que "define realmente el cambio en Washington". La líder de la Casa de Representantes, Nancy Pelosi, calificó la ley de "histórica".

Se acabó el tabaco "light"

Según dijo Nancy Nielsen, presidenta de la Asociación Médica Americana, en una declaración, "las acciones que resultarán de esta significativa ley harán que la gente se lo piense dos veces antes de coger un cigarrillo".

Cerca del 20% de los estadounidenses fuma y este hábito acaba con la vida de 400.000 personas cada año.

La nueva regulación prohíbe las denominaciones "light" (ligero), "Mild" (medio) y "Low" (bajo) para los cigarrillos y obliga a poner advertencias más visibles en las cajetillas.

La ley ha puesto énfasis en intentar evitar que los niños y jóvenes tengan acceso al tabaco. "Cada día que no actuamos, 3.500 niños estadounidenses encienden su primer cigarrillo. Eso es suficiente como para llenar 70 autobuses escolares", indicó el Senador Demócrata Dick Durbin.

Intentos regulatorios anteriores se enfrentaron a la firme oposición de la industria tabaquera.

Pero esta vez el gigante Philip Morris apoyó la ley, aunque sus rivales dijeron que lo hizo porque las restricciones que ésta contempla para el lanzamiento de nuevos productos protegerán su cuota de mercado.

Según explica Pablo Esparza, de BBC Mundo, de acuerdo con la OMS, unos cinco millones de personas mueren cada año a consecuencia de enfermedades relacionadas con el tabaco y el número absoluto de fumadores está aumentando en el mundo, sobre todo en los países en vías de desarrollo y especialmente entre las mujeres.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.