Chile: nadie se salva de la gripe

Gripe porcina en Chile
Image caption Los primeros casos de gripe porcina se dieron en colegios exclusivos de Santiago.

En Chile sigue el avance de la gripe porcina, que sumó un tercer caso fatal y registra 3.125 contagios, para dejar al país en el quinto lugar del mundo según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Primero se presentó en colegios del sector más adinerado de Santiago, luego en la sureña ciudad de Puerto Montt -a unos 1.000 kilómetros de la capital- y paulatinamente los contagios se fueron extendiendo.

El marco se amplió hasta llegar a las altas esferas de la sociedad como el Congreso, donde el primer caso fue el senador del oficialista Partido por la Democracia (PPD) Guido Girardi, el mismo que fue criticado por la presidenta Michelle Bachelet tras vaticinar que si la influenza humana entraba a Chile iba a provocar unas 100.000 muertes.

Luego de que Girardi incluso debiera ser internado por complicaciones respiratorias, el turno fue para el senador de derecha Hernán Larraín, y en las últimas jornadas se sumó el diputado independiente Álvaro Escobar, miembro de la campaña presidencial de Marco Enríquez-Ominami.

El virus en el campo

La mejor muestra de que el virus no distinguía fue que uno de los clubes de fútbol más importante del país, Colo Colo, entró en la lista con el contagio del seleccionado nacional Rodrigo Millar.

Para no ser menos, el otro equipo "grande" del país, Universidad de Chile, vio a su defensa Rafael Olarra contagiado, y debió cambiar su programa de entrenamiento para evitar la propagación del virus en el plantel.

"Lo único que hace esto es decir que el Congreso y los futbolistas son iguales que todo el resto de la población. No había ninguna razón para que no llegara al Congreso, ni a las universidades, ni al mismo grupo de asesores del Gobierno. En el fondo lo que está diciendo es que estamos todos igualmente expuestos", le señaló ea BBC Mundo el infectólogo Miguel O'Ryan.

Fallecidos aumentan a tres

Image caption El ministro de Salud, Álvaro Erazo, ha hecho recorridos por los hospitales de Santiago en Chile.

El miércoles se registró el tercer caso de muerte por la gripe porcina en Chile luego que un hombre de 40 años proveniente de Puerto Montt falleciera en Santiago, tras permanecer 17 días internado con problemas respiratorios.

Chile lidera la lista de contagios en Sudamérica según la OMS, y a juicio de Miguel O'Ryan, director del programa de Microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y miembro del grupo de expertos que asesora al gobierno, el alto número de contagios puede responder a una situación ambiental.

"Eso está indicando -hasta donde sabemos, porque todavía hay interrogantes- que el virus ha entrado probablemente en forma uniforme en los países de más extremo al sur del mundo donde la influenza tiene una estacionalidad muy marcada, y en aquellos países que tienen los mejores sistemas de vigilancia y registro", expresó.

Y mientras el experto señala que "no hay que asustarse" aunque hasta un 10% de la población podría verse afectado, el gobierno firmó un decreto de emergencia que destinará recursos especiales para su plan de mitigación, poniendo énfasis en los casos graves que pudieran derivar en muertes.

"A nivel de la OMS estamos mejorando los esquemas de tratamiento a partir de la experiencia de otros países y del nuestro", aseguró el ministro de Salud, Álvaro Erazo, quien descartó que el virus haya mutado hacia una forma más violenta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.