Los pequeños canguros drogados

Wallaby
Image caption Los wallabies han sido observados actuando de manera extraña en los cultivos de amapola.

Los pequeños canguros australianos wallaby se están comiendo las plantaciones legales de amapola -con la que se produce el opio- destruyéndolas debido a que se ponen a saltar de felicidad al consumir la flor, generando un problema económico para esa industria.

Lara Giddings, fiscal general para la isla de Tasmania, dijo que el pequeño marsupial está invadiendo las plantaciones con las que se producen medicinas. Sus declaraciones se dieron durante una audiencia ante el Parlamento australiano en relación a la seguridad de estos cultivos. Se estima que Australia provee aproximadamente el 50% del opio legalmente producido en el mundo para fabricar morfina y otros calmantes. "El punto interesante que encontré recientemente en uno de mis informes sobre la industria de la amapola es que tenemos un problema con los wallabies invadiendo las plantaciones, drogándose y saltando por allí en círculos", dijo Giddings.

No son muy comunes

"Después colapsan", agregó. "Estamos viendo círculos en los cultivos de amapola que dejan los wallabies que están drogados". Rock Rockliff, portavoz de la empresa cultivadora de amapola Tasmanian Alkaloids, dijo que las incursiones de wallabies no son muy comunes, aunque ha visto otros animales en las siembras actuando de forma inusual. "Han habido muchas historias sobre ovejas que se han comido las flores tras ser cosechadas caminando en círculos", indicó. El productor retirado Lyndley Chopping también aseguró que observó conductas extrañas de los wallabies cerca de los cultivos. Asegura que comen la flor y se van, y que luego regresan y saltan en círculos. Algunas personas creen que los misteriosos círculos que aparecen en los sembradíos en algunos países son creados por extraterrestres. Otras aseguran que se trata de bromistas.

Contenido relacionado