Lista la vacuna de gripe... pero no para humanos

Las primeras dosis de una vacuna de gripe porcina ya fueron producidas en Europa, pero todavía no es la versión para uso humano.

Image caption Es imposible todavía decir cuándo estará lista la vacuna.

La vacuna, de los laboratorios Novartis en Marburgo, Alemania, fue producida meses antes de lo esperado porque fue creada por cultivo celular, un método mucho más rápido que el cultivo convencional en huevos.

Sin embargo, estas primeras dosis no serán utilizadas en humanos porque fueron creadas utilizado un tipo de cepa "salvaje" del virus H1N1.

Para la producción masiva de vacunas en el mundo se necesita utilizar una cepa "de base" del virus ligeramente modificado por recombinación genética.

Este material -que fue obtenido y distribuido a los laboratorios por las autoridades de salud de Estados Unidos- es adaptado en los laboratorios para cultivarlo rápidamente en huevos de gallina, que es el método tradicional que se usa para crear una vacuna de gripe.

Pero Novartis decidió adelantar el trabajo utilizando la cepa salvaje del virus -que es el mismo virus con que la gente se está contagiando actualmente- porque éste fue el material que recibió hace varias semanas.

En realidad, lo que la compañía está haciendo es demostrar que es posible producir una vacuna contra esta pandemia utilizando el método de cultivo celular.

Y ahora centrará su trabajo en crear la vacuna pandémica utilizando la forma recombinada del virus.

Respuestas a sus dudas sobre la gripe porcina

Más tiempo

Esto significa que aunque Novartis diga que ya tiene las primeras dosis de la vacuna, ésta no estará disponible al público sino hasta que se lleven a cabo ensayos clínicos en una vacuna con la cepa de base y cuando se produzcan las primeras dosis de esa vacuna.

Según Novartis, ya recibió órdenes de compra de 35 gobiernos para su nueva vacuna de gripe pandémica H1N1.

Ninguna de estas órdenes proviene del Reino Unido, que ya había hecho un contrato con otros dos fabricantes de vacuna para obtener suficientes dosis para toda su población.

Otros laboratorios que participan en la "carrera" para obtener la vacuna de gripe porcina son GlaxoSmithKline y Baxter, que también está utilizando el proceso de cultivo celular.

Aunque tradicionalmente los laboratorios han utilizado el método de inoculación del virus en huevos para producir vacunas, la nueva técnica -que consiste en la inoculación en líneas celulares- es mucho más rápida.

Aunque el uso de huevos ha demostrado hasta ahora ser muy eficaz, el crecimiento del virus en los huevos puede tomar hasta seis meses y la producción puede verse además limitada por las existencias de huevos.

No es gratis

Como el cultivo celular puede hacerse en condiciones controladas, Novartis afirma que puede llegar a producir entre 500 y 600 millones de dosis de vacuna pandémica, con un costo de entre US$10 y US$15 dólares por vacuna.

Lo que se espera ahora es que los fabricantes de vacunas reduzcan los costos para las naciones en desarrollo, aunque la empresa suiza ya dejó en claro que no estará "regalando" ninguna dosis.

Image caption Novartis está utilizando el método de cultivo celular.

Otros laboratorios parecen ser más benéficos. Recientemente la Organización Mundial de la Salud recibió positivamente el compromiso de Sanofi Aventis -el mayor productor de vacunas de gripe del mundo- de donar 100 millones de dosis de vacuna H1N1.

Todavía sin embargo, no se puede decir con precisión, cuándo podrá estar lista alguna de estas vacunas.

El principal funcionario de salud del Reino Unido, Liam Donaldson, dijo que esperaba recibir las primeras dosis de la vacuna pandémica a fines de agosto.

Pero los laboratorios se muestran cautelosos en el establecimiento de fechas.

Ninguno de los fabricantes ha comenzado los ensayos clínicos de la nueva vacuna. Y estos serán necesarios para saber si la inoculación es segura, qué dosis será necesaria y si la gente necesitará una o dos inyecciones.

Hasta que se conozca la cantidad necesaria de dosis, los expertos afirman que es imposible asegurar cuándo estarán listas.

Tampoco se sabe si esta vacuna seguirá protegiendo si el virus mutara.

Por eso Novartis afirma que fabricará también un adyuvante para mejorar la potencia de su vacuna H1N1.

"Creo que el virus todavía tiene un riesgo de mutar más y de volverse más agresivo" dijo a la BBC el doctor Andrin Oswald, presidente de Novartis Vaccines.

"Así que con la vacuna adyudante habrá más probabilidades que la gente quede protegida si el virus resurgiera de forma distinta el próximo otoño" señala el funcionario.

Contenido relacionado

En otros sitios BBC

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.