G-8 y emisiones: metas a la vista

Imagen de contaminación en China
Image caption Países como China parecen estar variando su posición ante el cambio climático.

Los líderes del G-8 están listos para emitir su declaración más fuerte hasta la fecha sobre el calentamiento global.

Con toda probabilidad, los jefes de Estado de los países más ricos del planeta acordarán que el mundo debe reducir sus emisiones de gas invernadero en 50% hacia 2050, y que las naciones ricas deben hacerlo en 80%.

Se prevé que el grupo también diga que cualquier aumento de la temperatura inducido por humanos debería mantenerse en 2 grados centígrados, un umbral considerado peligroso.

Estados Unidos ya ha expresado sus objeciones a una cláusula así.

Activistas medioambientales acusan al G-8 de tener voluntad de acabar con el cambio climático, pero no la voluntad de poner los medios.

Funcionarios estadounidenses dijeron en privado a la BBC que no pueden reducir emisiones tan rápido como lo requiere la ciencia, porque el tema, políticamente, es todavía demasiado polémico en el congreso de EE.UU.

Potencial tecnológico

El jueves, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, preside una reunión de los miembros del G-8 con los líderes de las economías emergentes, incluyendo India y China, en un proceso conocido como el Foro de las Grandes Economías (MEF , por sus siglas en inglés).

De esa reunión saldrá una declaración por separado. Las opiniones entre las economías emergentes varía ampliamente. India se opone a compromisos sobre reducción de emisiones. El país tiene millones viviendo en pobreza y considera que el problema debería ser resuelto por las naciones ricas. India está receloso de firmar un acuerdo sobre el umbral de los 2C de calentamiento, porque pone implícitamente un tope al crecimiento de India.

China está comprometida a conseguir una economía de bajas emisiones de dióxido de carbono, pero de manera lenta de forma que cause el mínimo trastorno económico y social.

"Tenemos que persuadir a China de que está en su interés moverse rápidamente a una economía de bajas emisiones de dióxido de carbono, eso será clave", dijo una fuente diplomática occidental.

El presidente del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), el profesor RK Pachauri, dijo a la BBC:

"No creo que debamos guardar grandes esperanzas para el MEF. Es el G-8 el que tenía que hacer las decisiones clave aquí sobre reducción de emisiones y sobre ayudar a los países más pobres a adaptarse al cambio climático y obtener suministros de energía limpia".

Escepticismo

El ex primer ministro británico Tony Blair ha estado trabajando en una iniciativa privada con una ONG de orientación empresarial llamada "The Climate Group".

El organismo produjo en nuevo informe en el que enarbola la causa de las tecnologías verdes, argumentando que ofrecen la oportunidad de una "creación sustancial de empleos y de crecimiento".

El informe señala que las tecnologías que se necesitan para alcanzar las metas de reducción de emisiones contaminantes establecidas para 2020 ya están "probadas, disponibles, y se conocen las políticas requeridas para implementarlas".

Blair dijo a la BBC que la reducción significativa de emisiones podría ser lograda frenando la deforestación y la degradación de los bosques, algo que podría hacerse si las naciones ricas pagan a los países pobres para proteger sus bosques.

Los activistas aplaudirán la intervención de Blair, pero muchos se muestran escépticos sobre los resultados reales.

Durante su gobierno, el Ministerio de Hacienda adoptó una política energética liberal, la cual dejó al Reino Unido con uno de los más bajos porcentajes de energía renovable en Europa, pese a tener una de las más grandes potencialidades.

Al preguntarle a Blair si, en retrospectiva, hubiera promovido una política distinta, el ex premier declinó hacer algún comentario.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.