Nueva esperanza para los corales

Arrecife de coral
Image caption Los corales protegen a la isla de los embates de las mareas y los temporales.

Una jaula de metal, un par de cables y una inyección de corriente eléctrica de bajo voltaje son los elementos que le han permitido a los corales de las Islas Maldivas crecer a un ritmo mucho más rápido de lo previsto por los científicos.

Se trata de un experimento conocido como Proyecto Vabbinfaru, que se puso en marcha después de que los arrecifes de coral de las islas sufrieran los devastadores efectos de fenómeno climático de El Niño en 1998, que, al provocar el aumento de las temperaturas oceánicas, propició la destrucción de cerca del 90% de los corales de las Maldivas.

Los científicos del Centro de Investigación Marina de Malé, capital de las Maldivas, colocaron en el fondo marino una estructura de acero de 12 metros de largo.

Esta jaula, llamada Lotus, está conectada mediante una serie de cables a un generador de electricidad que emite una corriente ligera.

Este impulso eléctrico provoca una reacción química en el agua que hace que la caja metálica se cubra de una sustancia parecida a la cal.

Dado que los corales utilizan este mismo material para formar sus esqueletos, la caja se pobló de corales de tal manera que hoy resulta casi imposible descubrir su presencia bajo las elaboradas formas y colores de los corales.

La ventaja de este método es que su costo es relativamente bajo (la instalación de una de las cajas en 2001 costó alrededor de US$30.000) y puede permanecer en el fondo marino por años.

Camino a la recuperación

Según le dijo Abdul Azzez, director del proyecto Vabbinfaru, a BBC Mundo, "en la zona hay colocadas unas cuatro cajas y hemos notado que algunas especies han crecido cinco veces más rápido de lo normal".

Sin embargo, agregó, "deberán pasar por lo menos diez años para que los corales se recuperen totalmente".

Además de reparar el daño provocado hace más de una década por El Niño, este sistema buscar frenar el impacto negativo del calentamiento global sobre los corales.

El aumento de las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera ha generado a su vez un aumento en la acidez de los océanos. Esta acidez causa lo que se conoce como el "blanqueo" de los corales, que es el proceso mediante el cual estos pierden su color, porque rechazan a las algas vitales que viven dentro de sus tejidos.

El blanqueo de los corales conduce finalmente a su desaparición.

Cambio climático

Image caption Los corales de las Maldivas son uno de los principales atractivos para los turistas.

Los arrecifes de coral de las Islas Maldivas ocupan el octavo lugar en el mundo en cuanto a su tamaño.

Además de su importancia vital para la economía de las islas por el turismo que generan y por los peces que albergan y que forman parte de la dieta de los isleños, los corales protegen a las islas de las mareas y las tormentas.

Para Shiham Adam, director del Centro de Investigación Marina de las Maldivas, iniciativas como ésta son importantes para preservar la vida de los corales, "pero no son suficientes para proteger a las islas del impacto negativo del cambio climático", que compromete la existencia misma de las islas por el aumento del nivel del mar.

Mientras tanto, el experimento está siendo replicado en otras partes del mundo como Bali, Indonesia y México.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.