México no mira al Discovery sino a Marte

Dos astronautas hispanos de origen mexicano viajan en el transbordador Discovery con destino a la Estación Espacial Internacional, pero a sus paisanos la travesía no parece entusiasmarles demasiado.

Image caption En México, Hernández no genera tanto entusiasmo como Marte.

De hecho, las personas interesadas en asuntos relacionados con el espacio exterior están más inquietos por una falsa noticia difundida por internet: en estos días, Marte se verá del mismo tamaño que la Luna.

"He recibido decenas de correos sobre el tema, pero del viaje del Discovery, cero. Ninguno", le dijo a BBC Mundo Rubén Becerril, presidente de la Sociedad Astronómica de México.

Nada raro. De acuerdo con especialistas en opinión pública, la ciencia no es atractiva en México.

"Éste es un país poco sofisticado para varios temas, y la ciencia es uno de ellos. Se debe al bajo nivel educativo que en promedio tiene la población", señaló Francisco Abundis, director de la empresa encargada de sondeos de opinión Parametría, en conversación con BBC Mundo.

"¿De veras?"

Centro de la ciudad de México. BBC Mundo preguntó al azar a varios capitalinos sobre el viaje de John "Danny" Olivas y José Hernández en el transbordador Discovery.

La mayoría no sabía del tema, tenía poca información o no le interesó el asunto. Hubo algunos emocionados.

"¿De veras? ¿A poco va a la Luna?", dijo Remigio Saldaña, trabajador en la industria de la construcción.

A Beatriz Quintero, estudiante de bachillerato, el viaje le pareció "un paso extraordinario, ojalá haya más mexicanos con esta oportunidad".

Pero, para Luis Hidalgo, empleado en una oficina de gobierno, el asunto no tiene importancia. "Están despidiendo gente y el dinero ya no alcanza. ¿Usted cree que me preocupa el astronauta?".

NASA mexicana

México no es ajeno a la exploración espacial. Desde 1960, por ejemplo, algunas universidades y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes construyeron varios cohetes experimentales que lanzaron desde plataformas improvisadas.

Image caption El transbordador despegó finalmente este sábado desde Cabo Cañaveral.

Muchos estallaron antes de elevarse, pero otros alcanzaron más de 2.500 metros de altura, según documentos oficiales de la época.

En 1962, el gobierno estableció la Comisión Nacional del Espacio Exterior (CONAEE), que funcionó durante 14 años y a la que algunos llamaron "la NASA mexicana".

El objetivo de la CONAEE era desarrollar tecnología propia para prevenir fenómenos meteorológicos y, eventualmente, desarrollar satélites de comunicación.

Sin embargo, durante varios años concentró sus trabajos en construir cohetes para provocar lluvia en zonas desérticas, aunque con poco éxito. La Comisión desapareció en 1977.

De vuelta al espacio

Más de 30 años después, el Congreso mexicano ha decidido que el país regrese a la carrera espacial.

Está planeado que, a partir de 2010, inicie sus operaciones la Agencia Espacial Mexicana, que también pretende desarrollar tecnología propia y consolidar la política espacial del país, según ha dicho Fernando de la Peña, uno de los promotores del proyecto.

Pero, hasta ahora, dicho proyecto ha tenido dificultades para consolidarse.

Por ejemplo, la Cámara de Diputados lo rechazó porque en los documentos presentados para su autorización había un error tipográfico que aumentó 10 veces el presupuesto solicitado.

La propuesta se devolvió al Senado, donde se analiza el problema. El dinero solicitado para arrancar con las operaciones en la Agencia es de unos US$6,2 millones: menos del 0,01% del gasto presupuestado para el programa Constellation de la NASA.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.