Brasil contra el calentamiento

Canciller brasileño, Celso Amorim y su homólogo belga Yves Leterme
Image caption Amorim dijo que a Brasil no le sobran los recursos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, afirmó que Brasil no descarta ayudar económicamente a los países pobres a combatir el cambio climático, pero dejó en claro que la mayor parte de los costos deben ser afrontados por las economías más ricas.

"No es un problema para Brasil contribuir con otros países. Ahora, está claro que la carga principal no puede ser responsabilidad de los países emergentes", dijo Amorim durante una visita a Bruselas, Bélgica, el domingo.

El cambio climático es uno de los temas principales en las discusiones que tendrán lugar esta semana en Estocolmo, Suecia, entre Brasil y la Unión Europea.

Los líderes europeos quieren el apoyo del gobierno brasileño para la propuesta de hacer que los países ricos y emergentes contribuyan económicamente a combatir el problema del calentamiento global en países pobres.

Se estima que estas iniciativas necesitan una inversión de alrededor de US$146.000 millones.

De acuerdo con la propuesta, el valor aportado por cada país se calculará de acuerdo a sus emisiones de gases con efecto invernadero y su ingreso per cápita, un cálculo por el cual la contribución europea sería de entre un 10% y 30% del total.

"Estamos dispuestos a cooperar. Pero la carga principal, en lo que se refiere a las obligaciones respecto a la reducción de las emisiones, como en lo que se refiere al financiamiento, tiene que venir de los países ricos. No se puede tratar de transferir esa carga", dijo Amorim.

Liderazgo

El ministro citó programas de reforestación que el gobierno está llevando a cabo en Haití y en Timor Oriental, como ejemplos de la contribución brasileña y resaltó que su país no tiene "tantos recursos como los países ricos".

"Brasil estará contribuyendo con su propio esfuerzo para reducir las emisiones de nuestra parte", agregó el funcionario.

Horas antes, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que el gobierno llevará a la conferencia de Copenhague sobre cambio climático en diciembre "números que confirman nuestra contribución para reducir las emisiones de los gases con efecto invernadero".

"Asumimos una posición de liderazgo que nos permitirá pedirles a todos, especialmente a los más ricos, que fijen metas de reducción claras y ambiciosas", dijo Lula.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.