Protección "modesta" de la vacuna de VIH

Virus VIH
Image caption Todavía está muy lejos la comercialización de una vacuna contra el VIH.

Aunque se expresaron dudas sobre la fiabilidad de un ensayo clínico realizado en Tailandia de una vacuna contra el VIH, la revisión de los datos confirma que el efecto protector de la vacuna sí es válido.

Los científicos subrayan, sin embargo, que el efecto es "modesto" y que la protección podría disminuir con el paso del tiempo.

Lea: Una vacuna logra reducir el riesgo de VIH

Los nuevos datos -publicados en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra)- fueron presentados en la conferencia global de vacunas contra el SIDA que se lleva a cabo en París.

En las pruebas a gran escala llevadas a cabo por el ejército de Estados Unidos y el gobierno tailandés, una combinación de vacunas pareció tener un efecto protector en 31% de los voluntarios.

Los investigadores dijeron entonces que el efecto no había sido por casualidad, sino que era estadísticamente importante.

Aunque varios expertos pusieron en duda esa afirmación, los nuevos datos confirman que el efecto protector sí es estadísticamente importante.

Los científicos subrayan, sin embargo, que es poco probable que estas pruebas conduzcan a una vacuna comercial en un futuro cercano.

"Los resultados son provocativos, intrigantes, y nos señalan la dirección en que debemos mirar en nuestras investigaciones futuras" afirmó en la conferencia de prensa el coronel Nelson Michael, del programa militar estadounidense de investigación del SIDA.

Dudas

En el ensayo clínico presentado en septiembre en Tailandia -el mayor que se ha realizado con una vacuna de VIH- participaron 16.000 personas de entre 18 y 30 años.

Entre los 8.000 voluntarios que recibieron una combinación de vacunas, 51 resultaron infectados con el virus.

Entre el grupo que recibió un placebo hubo 74 casos positivos.

Los números fueron pequeños pero tal como declaró entonces Seth Berkley, de la Iniciativa Internacional de Vacunas contra el SIDA (IAVI), los resultados eran "una noticia emocionante y un avance científico importante".

"Ahora tenemos una vacuna candidata que parece mostrar un efecto protector en humanos, aunque parcial" dijo el experto.

Varios científicos, sin embargo, mostraron preocupación por el estudio.

En primer lugar, los científicos no fueron capaces de indicar cómo funcionaban las vacunas para lograr la protección.

Y a medida que se entregaron más datos a los científicos, las afirmaciones sobre la "importancia estadística" de la inmunización comenzó a verse cada vez más dudosa.

Tal como señala Gus Cairns, que trabaja en la organización de ayuda e información de VIH, NAM, "este estudio particular estuvo en la incómoda posición de producir un resultado que fue justo sobre lo estadísticamente importante".

"Eso quiere decir que mostró una posibilidad entre 26 de que los resultados se debieran únicamente a la casualidad, y de que eso no reflejara absolutamente nada. Es una situación díficil".

"Y también está el análisis de subconjuntos de este estudio, con el cual si sólo miramos a la gente que se adhirió estrictamente al protocolo -los que tomaron todas las dosis de las vacunas- entonces los resultados no son estadísticamente importantes", agrega el experto.

El problema, explica, es que las cifras iniciales que se dieron de los números de contagiados incluyeron a todos los que se infectaron de VIH cuando comenzó la prueba, incluidos los que se contagiaron en el curso del régimen de seis meses de inyecciones.

Pero si se excluyen estas cifras, como se haría en muchos ensayos clínicos, entonces los números cambiarían, y también las afirmaciones sobre el efecto protector de la vacuna.

No para los de más riesgo

Image caption La vacuna sólo logra un efecto protector modesto que podría desvanecerse con el tiempo.

Todos estos detalles fueron corroborados por el programa de investigación de SIDA del ejército de Estados Unidos.

En la primera actualización del estudio inicial, los investigadores indicaron que si se miran los datos de esta forma entonces el poder del estudio queda reducido.

Cuando se presentó el resultado de la investigación, muchos científicos se mostraron molestos porque la información inicial se dio a conocer en una conferencia de prensa y no en una revista científica evaluada por pares.

Pero ahora en la última revisión de los datos, y la publicación de los resultados en una revista especializada, los investigadores indican que los resultados originales sí son válidos y son estadísticamente importantes.

Los científicos subrayan sin embargo, que la vacuna fue menos efectiva entre los que estaban en mayor riesgo de infección y que la protección que brinda la vacuna podría disminuir con el tiempo.

Además los investigadores expresaron que la inmunización quizás no funcione con la cepa de VIH que predomina en África.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.