Pintura contra ataques químicos

Científicos en Gran Bretaña planean desarrollar una pintura para vehículos militares que podría absorber los agentes de un ataque químico y descontaminarse a sí misma.

Image caption La nueva tecnología está basada en la pintura "despegable" para camuflaje.

La tecnología -que está siendo adaptada de los recubrimientos que actualmente pueden "despegarse" de los vehículos para ofrecer un camuflaje temporal- podría proteger a los que operan dentro o alrededor de un vehículo tras un ataque con armas químicas.

El trabajo está siendo llevado a cabo por el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa del Reino Unido (DSTL).

El doctor Steve Mitchel, quien dirige la investigación, afirma que inicialmente se intentará que los recubrimientos absorban los agentes de las armas químicas.

Pero el objetivo final es desarrollar recubrimientos reactivos que podrían incorporar catalizadores y posiblemente enzimas que permitan a la pintura "autodescontaminarse".

"Eventualmente lo que deseamos crear es una capa que cambia color para indicar que está contaminada, que pueda descontaminarse y después pueda regresar a su color original cuando esté limpia", afirma el científico.

Para camuflaje

Actualmente, la pintura que puede "despegarse" se usa cuando se requiere un nuevo camuflaje para el vehículo, para cambiar su color de verde, por ejemplo, a beige claro para pasar desapercibido en el desierto.

Pero incluso si un objeto no es visible desde lejos éste puede reflejar la luz solar. Sin embargo, la pintura podría alterar ese destello del vehículo y ayudar a esconderlo de tropas hostiles.

"Esta tecnología tiene muchas ventajas" afirma el doctor Mitchell.

"Una es su flexibilidad, es fácil de aplicar y fácil de retirar y se puede cambiar el color de forma relativamente sencilla".

La capa de pintura se aplica igual que una pintura normal, incluso utilizando pistolas atomizadoras que están disponibles comercialmente.

"Tiene una apariencia similar a la de la pintura que se puede encontrar en cualquier tienda de bricolaje. Se puede aplicar con una brocha o con un rodillo. Es realmente flexible", dice el investigador.

"Esto es importante para su uso potencial en una situación de conflicto donde no estarían disponibles sistemas de atomizador sofisticados".

Biológicos y radioactivos

Image caption Eventualmente se espera desarrollar una pintura capaz de "descontamianarse" a sí misma.

Tal como explica el doctor Mitchell el DSTL está actualmente trabajando con la industria para desarrollar una versión de la pintura que pueda absorber la vasta mayoría de agentes químicos líquidos que se utilizan en armamento.

"Lo que queremos eventualmente es desarrollar una tecnología de pintura que es "auto reveladora" dice el científico.

"Es decir, que cuando la pintura se contamine pueda cambiar de color para indicarte que está contaminada con un agente de arma química".

"Quizás podríamos colocar compuestos químicos en la pintura que puedan reaccionar y deshacerse del agente. Y posteriormente quizás se podría provocar un cambio de color para indicarte que el proceso ha sido exitoso y que el agente ha sido destruido".

Sin embargo, todos estos objetivos son a largo plazo, subraya.

"Es claro que todavía tenemos que superar muchos obstáculos técnicos para poder desarrollar algo tan sofisticado como esto", dice el científico.

Aunque la investigación actual está centrada en agentes de armas químicas, los científicos también han estado buscando formas de combatir a los agentes radiológicos y biológicos.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.