La refrigeración de una estrella de mar

Estrella de mar ocre (Foto: S. Pincebourde)
Image caption Estrellas de mar ocres bajo observación en un acuario.

Una especie de estrella de mar tiene un método muy particular para evitar el calentamiento excesivo, descubrió un grupo de científicos en California, Estados Unidos.

Este equinodermo bombea agua de mar fría dentro de su cuerpo para bajar la temperatura cuando se expone demasiado al sol durante la marea baja.

El sistema es equivalente a que un ser humano tome siete litros de agua antes de salir al sol del medio día, dicen los expertos.

Sin embargo, el cambio climático global podría interferir drásticamente con este mecanismo vital al incrementar la temperatura de los mares, advirtieron los investigadores.

La estrella de mar ocre, pisaster ochraceus, se encuentra a lo largo de la costa del Pacífico en Norte América.

Durante la marea baja queda expuesta, no puede moverse y puede sufrir insolación por el impacto del sol.

Masa x temperatura

"Hemos descubierto una nueva estrategia de regulación térmica en el reino animal", revela en la publicación American Naturalist, el doctor Sylvain Pincebourde, de la Universidad de Carolina del Sur, en Columbia.

"Encontramos que el peso de las estrellas de mar aumenta durante los días después de una exposición a altas temperaturas durante la marea baja", relató.

"Las estrellas de mar no pudieron alimentarse durante la marea baja, así que este incremento de peso sólo se puede explicar por una ingestión de agua de mar. Al absorber el agua, la masa corporal de la estrella de mar se incrementa", explicó el investigador.

Image caption El color azulado indica baja temperatura.

Este incremento de masa corporal permite al equinodermo amortiguar el impacto de la temperatura ambiental.

"Como la masa corporal es mayor, la temperatura del cuerpo sube más lentamente", afirmó el doctor Pincebourde.

"La estrategia de regulación térmica que hemos descubierto en nuestro estudio indica que la estrella de mar está muy bien adaptada a un ambiente variable".

El doctor Pincebourde y sus colegas del Laboratorio Marino de la Universidad de California en la bahía Bodega estudiaron las estrellas de mar en un acuario, replicando las condiciones ambientales y de marea.

Utilizaron lámparas de calefacción para ajustar la temperatura del aire y una cámara infrarroja para medir la temperatura corporal del animal.

Finalmente, pesaron la estrella de mar para calcular la cantidad de líquido en su cuerpo.

"15 libras de agua"

Los científicos quedaron particularmente sorprendidos por la cantidad de agua que la estrella de mar podía absorber.

"Es como si nosotros sorbiéramos más de 15 libras de agua en la mañana en anticipación de las altas temperaturas que enfrentáramos al medio día", dijo Pincebourde.

También los sorprendió el grado de control que tiene la estrella de mar.

"Esta cantidad de agua permite mantener 4 grados centígrados menos en exceso de temperatura corporal, lo suficiente para evitar niveles peligrosos de calentamiento", explicó.

Sin embargo, señaló que esta estrategia tiene limitaciones frente al cambio ambiental del mundo.

A medida que los mares se calientan en combinación con las altas temperaturas de la atmósfera, el mecanismo de regulación térmica de la estrella de mar dejará de funcionar, advirtió.

"Las estrellas de mar alcanzarán temperaturas corporales más altas, lo que conducirá a una mayor tasa de mortandad", concluyó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.