El misterio de las osas "calvas"

La osa Dolores
Image caption Las osas, llamadas Dolores, Bianca y Lolita, sufren irritaciones en la piel.

Los científicos están intentando dar con el diagnóstico de la enfermedad que padecen tres osas andinas del zoológico de la ciudad alemana de Leipzig que han perdido su pelaje.

Los animales presentan diversos estadios de calvicie, y uno de ellos ha perdido todo su pelo.

Gerd Noetzhold, uno de los responsables del zoológico, ha asegurado haber descubierto que los osos de otros zoológicos de Europa y otras partes del mundo también han tenido el mismo el problema, sin que por el momento nadie conozca la causa.

Un experto sugirió que podría ser consecuencia del clima y la dieta, ya que el hábitat natural de estos animales está en la cordillera de los Andes, en Sudamérica.

Las osas, llamadas Dolores, Bianca y Lolita, también padecen irritaciones, por lo que sus cuidadores les están aplicando ungüentos sobre la piel.

"No sólo sucede en Leipzig", le dijo Gerd Noetzhold a la BBC.

"Hay otros zoológicos en Europa que tienen el mismo problema. Por eso hemos tenido una reunión de trabajo con veterinarios de varias partes del mundo que ya habían observado este problema con anterioridad", explicó Noetzhold.

"No lo puedo creer"

Gerard Baars, director de la Fundación Internacional del Oso, dijo no haber visto antes una patología de este tipo.

"Casi no puedo creer que se trate de un oso, pese a que llevo toda la vida tratando con estos animales", le dijo Baars a la BBC.

Los primeros síntomas aparecieron hace unos dos años.

"He sugerido que la comida y el clima pueden ser factores a tener en cuenta, ya que son animales tropicales que han sido trasladados a otros climas", aseguró Baars.

El especialista, quien pronto viajará a Leipzig, pidió al zoológico alemán que haga preparativos especiales para el invierno.

"Los osos deben estar en el interior y deben intentar recrear el clima tropical con temperaturas cálidas y humedad".

Estos animales tienen un patrón estacional influenciado por el clima, el comportamiento y la comida, explicó.

"En los zoológicos no somos muy buenos a la hora de imitar la estacionalidad natural", aseguró Baars.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.