Buscan salvar al pato de Madagascar

Patos de Madagascar
Image caption En 2008, sólo se encontraron 25 patos adultos de la especie pochard de Madagascar.

Conservacionistas dieron el primer paso en la búsqueda por salvar al pato más raro del mundo, el pochard de Madagascar cuyo nombre científico es Aythya innotata.

Tras enfrentar dificultades debido a un severo clima y enfermedades, un equipo de expertos logró completar una instalación para la cría en cautiverio de estos patos.

El plan de rescate fue diseñado luego que los científicos se dieran cuenta de que estos ejemplares estaban a punto de extinguirse.

Se pensaba que el pochard de Madagascar se había extinguido a finales de la década de 1990, pero fueron redescubiertos en 2006 y ahora integran la lista de las especies críticamente amenazadas.

El proyecto involucró al Durell Wildlife Conservation Trust así como el Wildfowl and Wetlands Trust (WWT)

Estas aves se encuentran en un lago volcánico en Madagascar.

Durante una visita de reconocimiento al lago a principios de este año, sólo se avistaron seis hembras y se recogió evidencia de que polluelas de apenas unas semanas de nacidas habían muerto.

Por ello, se tomó la decisión de proteger a los pocos patos que quedaban mediante un programa de cría en cautiverio.

Image caption Las aves sobreviven en un lugar donde la alteración humana es mínima.

Observando a los patos

Científicos monitorearon a las aves durante la temporada de reproducción y se dieron cuenta cuándo las patas estaban preparándose para poner huevos.

Seguidamente los especialistas volaron a Madagascar para colocar los preciosos huevos en cautiverio.

El doctor Glyn Young del Durrel Wildlife Conservation Trust dijo que había sido "una carrera contra reloj" llegar al lago antes de que los huevos comenzaran a ser empollados.

"Fuertes tormentas eléctricas habían retrasado nuestra llegada al país. Una vez que el equipo pasó por la aduana, tuvimos que esperar tres días mientras reparaban un puente que era la única vía de acceso al lago", comentó.

Image caption Según los expertos, fue un viaje muy delicado que duró ocho horas.

"¡Para empeorar las cosas, tras haber llegado al lago todo el equipo se enfermó!", añadió Young.

Sin embargo,luego de todas las dificultades el equipo tomó parte de un hotel local para crear una instalación temporal de cría de patos en cautiverio.

Posteriormente, el equipo viajó al lago y removió un lote de huevos listos para empollar ubicado en un nido cerca del lago.

"Los huevos fueron empollados al lado del lago", afirmó Andrew Terry del Durrel Wildlife Conservation Trust.

"Instalamos un laboratorio en una carpa con todos los equipos y las polluelas salieron del cascarón en una incubadora", agregó.

Los polluelos recién nacidos fueron trasladados a la instalación de cría en cautiverio en un vehículo de doble tracción.

"Se trató de un delicado viaje de ocho horas en vías de mala calidad", dijo Terry.

Peter Cranswick de WWT señaló que: “"Llevar a estas aves para que sean criadas en cautiverio forma parte de un proyecto de conservación de 20 ó 30 años que también ayudará a restaurar los pantanos de la región".

Se informó que los ocho patitos rescatados se encuentran en buen estado de salud. Ellos representan una gran proporción de la población ya que en 2008, sólo fueron encontradas 25 aves adultas.

Los trabajos continúan y el equipo intentará dejar a salvo dos nidadas más en las próximas semanas.

Image caption Los ocho polluelos se encuentran en buenas condiciones en cautiverio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.