"Unificó nuestros conocimientos"

Secuencia de DNA
Image caption Baruch Blumberg le explica a Darwin sobre la importancia del Proyecto Genoma Humano.

Baruch Blumberg, científico estadounidense y Premio Nobel de Medicina en 1976 por su trabajo sobre infecciones virales, le cuenta a Darwin cómo su trabajo fue clave en el desarrollo de una vacuna contra la hepatitis B.

Le explica sobre todo la importancia del Proyecto Genoma Humano (1990-2003) en la creación de aplicaciones prácticas de los conceptos de la evolución a la medicina y la salud pública, y cómo los viajes del famoso científico por América Latina le sirvieron de motivación para dedicar su vida a la ciencia.

"Estimado Sr. Darwin,

Me complace escribirle esta carta en el 200 aniversario de su nacimiento y el 150 aniversario de la publicación de su obra "El origen de las especies", un libro que unificó nuestros conocimientos de biología y que influenció fuertemente la percepción de los humanos sobre su lugar en la naturaleza.

Me gustaría explicarle la manera en que sus contribuciones que nos brindó en esa obra han influenciado la investigación científica moderna. El uso cada vez más frecuente de ideas evolutivas en la ciencia y la medicina es posible gracias al avance en nuestra comprensión de las unidades de herencia, lo que hoy llamamos genes.

Usted apreció la importancia de la herencia, es decir, de cómo las características se van pasando de una generación a otra, pero a pesar de que Mendel fue contemporáneo suyo, su trabajo de descubrir las leyes de la herencia no fue reconocido hasta 1900, años después de haber muerto.

Los conceptos sobre la teoría genética de selección natural iniciados por Ronald Fisher en 1930 acercaron la cada vez mayor precisión genética a las nociones generales sobre la selección. Pero fue el Proyecto Genoma Humano (1990-2003) los que produjo un avance en las aplicaciones prácticas de los conceptos de evolución a la medicina y la salud pública.

El Proyecto Genoma Humano es una aplicación práctica del concepto de evolución.

El Proyecto ordenó y creó un mapa de genes e identificó algunas de sus funciones. Ahora sabemos que la organización de los genes y sus efectos son más complejos de lo que pensábamos.

Sin embargo, una gran virtud del Proyecto, y particularmente de su megabase de datos, fue la apreciación de la increíble diversidad de formas naturales que pueden encontrarse a nivel bioquímico y genético.

Creo que fue análogo a la diversidad que usted descubrió en sus observaciones sobre el terreno que en gran parte le impulsaron en su aventura científica, su legendario viaje alrededor del mundo en el Beagle, sus conceptos unificadores biológicos y su publicación de "El origen de las especies".

Debo de mencionarle cuánto sus viajes en el Beagle, sus caminatas en la cordillera de los Andes, sus trabajos sobre el terreno en las Galápagos y las islas del Pacífico, han moldeado mi propia visión de la vida como científico y viajero, observador de la naturaleza en su estado natural. Hasta he usado su ejemplo para buscar financiación para mi propio trabajo sobre el terreno.

Muchos años antes de que se completara el Proyecto Genoma Humano, supimos que los genes producían proteínas. Me imagino que debe conocer proteínas son la clara de huevos, pero ahora conocemos muchos tipos de proteínas diferentes. Este tipo de elemento químico es la base de muchos de los procesos de la vida.

Es mucho más difícil estudiar las proteínas que los genes pero tiene la ventaja de poder observar la variación que se produce cuando interactúa con el ambiente que la rodea.

Al igual que usted y sus colegas pasaron mucho tiempo viajando por el mundo en búsqueda de variaciones a nivel macroscópico en las espacies -como la longitud de los picos o la diferente coloración- en los años 60 supimos que al observar la variación de las proteínas en muestras de sangre recogidas en todo el mundo serían un buen indicador de las variaciones en los genes que producen proteínas.

Además creamos hipótesis que afirmaban que esta variación estaría relacionada con las distintas maneras en que la gente reacciona a las causas de las enfermedades.

Usando este enfoque descubrimos un agente que es infeccioso y que puede ser transmitido de una persona a otra -lo que ahora llamamos virus- y que era responsable de causar la hepatitis B, una enfermedad del hígado muy grave.

También identificamos una proteína que podría usarse como vacuna para la hepatitis B que podría prevenir su transmisión, similar a la vacuna contra el poleo con la que usted está familiarizado. En la actualidad, la vacuna contra la hepatitis se usa en todo el mundo y ha prevenido un gran número de enfermedades y muertes.

Creo que estará satisfecho de saber que la observación minuciosa de variaciones -igual que usted hizo con los percebes- y la aplicación de sus investigaciones sobre principios biológicos generales pudo haber salvado muchas vidas.

Es un privilegio para mí escribir esta carta a pesar de que no pueda esperar una respuesta. Sería negligente por mi parte si al conmemorar sus éxitos, premios y su inmortalidad científica y literaria, no reconociera que usted, como todos los seres humanos, ha tenido su parte de mala suerte y tragedia.

Usted padeció la muerte de hijos pequeños, las críticas de muchos de sus amigos y familiares, el desacuerdo de científicos y la sociedad. Pero sus contribuciones han resultado en el avance de nuestra comprensión de la dinámica de la naturaleza y, como usted muy elocuentemente escribió, una apreciación de las "formas interminables más hermosas y maravillosas que han estado y están evolucionando".

Por último, feliz cumpleaños.

Atentamente,

Baruch S. Blumberg"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.