California quiere otra televisión

La Comisión de Energía de California aprobó este miércoles por unanimidad la primera disposición en Estados Unidos que obliga a usar televisores que consuman menos energía.

Image caption Los televisores consumen cerca del 10% de la electricidad usada en una vivienda.

La decisión exige que a partir de 2011 todos los televisores nuevos de hasta 58 pulgadas que se vendan en el estado consuman un 33% menos de energía y un 50% menos para 2013.

Los reguladores estiman que, actualmente, los televisores consumen cerca del 10% de la electricidad usada en una vivienda y temen que el consumo general crezca hasta un 8% por año, a medida que las personas compran aparatos más grandes, en más cantidad y miran televisión por más tiempo.

Para la comisionada Julia Levin, "la industria podrá ajustarse a la regla y luego mejorar aún más (...) Le ahorrará dinero a los consumidores, ayudará a proteger la salud pública y despertará innovaciones".

Por ahora no serán afectados los televisores de más de 58 pulgadas -que no llegan al 3% de las ventas- pero la comisión emitiría reglas para ese segmento en el futuro.

Los grupos ambientalistas apoyaron la medida y dijeron que esperan que obligue a los fabricantes a crear modelos eficaces para todo el país. Además, aseguraron que los requisitos bajarían el gasto energético del estado en US$1.000 millones por año y en unos US$8.000 millones en 10 años, además de ahorrar energía para suplir a 864.000 hogares.

Cuestionamientos

Por el otro lado, algunos fabricantes cuestionaron la medida, ya que, según ellos, podría perjudicar a los vendedores de California porque los consumidores podrían comprar sus televisores en otros estados o por internet.

También dijeron, según las agencias de noticias, que la regulación podría obligarlos a hacer televisores con menos funciones o de menor calidad que en otros estados.

La regulación fue provocada, en parte, como reacción al reciente crecimiento en la popularidad de televisores más grandes y de pantalla plana, que consumen en promedio un 40% más de energía que los clásicos.

"Ésta es una medida de protección al consumidor, es una medida que protegerá el medio ambiente... y los beneficios para los californianos empezarán a sentirse casi de inmediato", dijo la presidenta de la comisión, Karen Douglas momentos antes de la votación.

Esta medida es la más reciente de varias regulaciones adoptadas en California, que buscan el uso más eficaz de la energía y fue aprobada en el contexto de un esfuerzo estatal por recortar la emisión de gases contaminantes en un 28% para 2020.

Rajesh Michandani, corresponsal de la BBC en Los Ángeles, recordó que este estado ha sido pionero en el país en materia de políticas ambientalistas y de ahorro de energía, a tal punto que el consumo eléctrico ha permanecido estable en las últimas tres décadas mientras que se ha incrementado en los otros estados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.