Obama anunciará reducción de emisiones

Barack Obama
Image caption Obama, presidente de uno de los dos países más contaminadores, no ha dicho si asistirá a la cumbre de Copenhague.

Estados Unidos anunciará metas para reducir las emisiones de gases de invernadero antes de la cumbre sobre cambio climático en Copenhague el próximo mes, de acuerdo a un funcionario de la Casa Blanca.

Se espera que la meta coincida con las cifras que está manejando ahora el Senado en un proyecto de ley que busca reducir entre 17% y 20% las emisiones de carbono de los niveles de 2005 para el año 2020.

Lea: Copenhague: "Aún hay esperanzas"

La falta de una meta clara por parte de Estados Unidos ha sido vista como uno de los mayores obstáculos de la cumbre para llegar a un acuerdo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no ha decidido aún si asistirá a la cumbre de Copenhague, auspiciada por la ONU.

Dinamarca, el país anfitrión, ha dicho que más de 60 jefes de Estado y de gobierno se han comprometido a asistir a la cumbre, que tendrá una duración de dos semanas.

Participe: Copenhague: ¿servirá de algo?

Obama podría reunirse con sus pares en Copenhague si estima que su presencia pudiera aumentar la posibilidad de que los 192 participantes lleguen a un acuerdo, explicó el funcionario.

Obama negocia con el Senado

La postura de Estados Unidos ha estado detenida por retrasos en los acuerdos del Congreso que busca llegar a un consenso sobre la meta que deben fijar para reducir los gases de efecto invernadero.

A pesar de que la Cámara de Representantes aprobó una ley en junio que disminuye la emisión de gases contaminantes y establece un esquema nacional para el comercio del carbón, los progresos en ese tema en el Senado no parece que tendrán una consenso sino hasta marzo del próximo año.

Fuentes gubernamentales aseguran que Obama ha estado conversando con algunos senadores prominentes para estar seguro de que el Senado apoyará las metas que el mandatario lleve a Copenhague.

No se sabe cuándo revelará Obanma las metas, pero faltan sólo dos semanas para que inicie la cumbre el 7 de diciembre.

No hay consenso aún

En el proceso de cambio climático de la ONU, las metas son fijadas convencionalmente en comparación con los niveles de emisión de 1990.

Sobre esa base, lo más seguro es que la cifra que revelará Estados Unidos sólo llegue a recortar unos cuantos puntos porcentuales, ya que las emisiones de gases de efecto de invernadero han aumentado en 15% desde 1990.

Eso es mucho menos que el compromiso de la Unión Europea de recortar un 20% en ese mismo período, o hasta un 30% si se llega a un acuerdo global, y mucho menos que el 25% - 40% que los países en desarrollo están exigiendo.

Sin embargo, Saleemul Huq, un especialista en cambio climático del Instituto Internacional de Ambiente y Desarrollo (IIDE, por sus siglas en inglés), y quien trabaja muy estrechamente con varios países en desarrollo, dijo que esas naciones recibirán con buen ánimo la cifra que revele Obama, como un primer paso muy necesario.

"Pienso que es sumamente importante que el gobierno de Obama esté dispuesto a anunciar una meta y no esperar a la decisión del Congreso", dijo Saleemul Huq a la BBC.

"Las metas que todo el mundo lleve a Copenhague serán la base para la negociación. Se espera que la mayoría de los gobiernos lleguen a la reunión con metas más ambiciosas, de otra forma no tendría sentido asistir a la cumbre", agregó.

Destacó que otra cuestión importante "es saber si Obama irá a la cumbre. En caso de que asista, eso sería un buen signo".

La lista de los mandatarios que asistirán a la cumbre, hasta ahora, incluye al primer ministro inglés Gordon Brown, al presidente francés Nicolas Sarkozy y al primer ministro de Australia Kevin Rudd.

Obama y el presidente chino, Hu Jintao, líderes de los dos países más contaminadores del mundo, no han dicho si piensan asistir a la cumbre.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.