China promete crecer emitiendo menos CO2

Planta energética, Henan
Image caption Como explica nuestro corresponsal, el compromiso chino no implica menos volumen total de CO2.

China, considerado el mayor emisor de gases que provocan el efecto invernadero y contribuyen al calentamiento global, anunció sus metas de reducción de volumen de dióxido de carbono dos semanas antes de que comience en Copenhague una cumbre mundial sobre cambio climático.

La agencia de noticias china Xinhua reveló que para 2020 China pretende haber reducido su intensidad de carbono entre un 40 y un 45% en comparación con los niveles de 2005.

Lea también: Obama anuncia reducción de emisiones

La intensidad de carbono es una unidad que relaciona el volumen de gases emitidos con cada punto porcentual del PBI.

Por otro lado, el primer ministro chino, Wen Jiabao, anunció que participará en las conferencias de Dinamarca. Su despacho dio a conocer la noticia un día después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confirmara su presencia.

El corresponsal de la BBC en Pekín, Quentin Sommerville, explica que el compromiso del gobierno de la República Popular implica que las fábricas y las plantas energéticas del país deberán modernizarse para utilizar en forma más eficiente el combustible.

Precisiones

Image caption China podría ostentar el título de "mayor emisor" durante otros 20 años.

Sin embargo, dice Sommerville, el anuncio de China no significa que los valores absolutos de emisión de CO2 y otros gases vayan a disminuir.

Participe: Copenhague: ¿servirá de algo?

La economía china continúa en plena expansión, un crecimiento que hasta ahora se ha registrado a costa de la sumamente contaminante combustión del carbón.

Recién en un par de décadas las emisiones llegarán a su máximo, de forma que China ostentará el título de "mayor contaminante" todavía por algún tiempo, agrega Sommerville.

Pero con el anuncio China demuestra que quiere desempeñar un papel protagónico en la lucha contra el cambio climático, añade el corresponsal.

Ya ha prometido aumentar su aprovechamiento de las fuentes de energía renovables, aumentar la forestación y desarrollar las llamadas "industrias verdes" o energéticamente eficientes.

Ahora falta que China pida a los países en vías de desarrollo que aporten lo suyo para que se llegue a un acuerdo en Copenhague.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.