Irán niega confiscación de Nobel

Shirin Ebadi
Image caption En más de 100 años, ningún gobierno había confiscado una medalla del Premio Nobel.

Shirin Ebadi, la activista iraní que ganó el Nobel de la Paz en 2003 por su defensa de los los derechos humanos, denunció este viernes que el premio le fue confiscado por el gobierno de Irán.

No obstante, autoridades en Teherán negaron haber decomisado tal galardón.

Ebadi, quien vive en Londres, agregó que la medalla y el diploma correspondientes al premio fueron sustraídos hace tres semanas de una caja de seguridad de un banco de la capital iraní.

Tras la denuncia de Ebadi, Jonas Gahr Stoere, ministro de Relaciones Exteriores de Noruega, país que entrega el premio, dijo estar "sorprendido" e informó que la cancillería noruega había elevado una queja diplomática al gobierno de Teherán.

Además, el secretario del Comité Noruego del Nobel, Geir Lundestad, afirmó que "la confiscación es algo que nunca se había visto".

Pero la administración iraní criticó la postura noruega y recalcó que Noruega no tiene derecho alguno a interferir en los asuntos internos iraníes.

Como recuerda el periodista de la BBC Greg Morsbach, Ebadi es la primera mujer musulmana en recibir el galardón.

Críticas

E·n su denuncia, Ebadi, quien fue además la primera mujer en lograr el puesto de juez en la nación islámica, le dijo a la BBC que su cuenta bancaria y la de su esposo también fueron congeladas por las autoridades iraníes.

La Premio Nobel explicó que Teherán está exigiendo el pago de los impuestos del dinero que recibió por haber ganado el galardón, aun cuando bajo la ley iraní estos premios no están sujetos a imposición fiscal.

Ebadi fue una dura crítica de las pasadas elecciones presidenciales en Irán, manchadas por acusaciones de fraude y la respuesta violenta de las autoridades hacia los manifestantes.

Los resultados oficiales de los comicios de junio, en los que el presidente Mahmoud Ahmadinejad resultó reelecto, provocaron decenas de marchas en Teherán y otras ciudades iraníes.

Cientos de personas fueron enviadas a prisión y muchas resultaron heridas durante enfrentamientos con la policía.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.