Dudas sobre impacto humano en el clima

A unos días de iniciarse la cumbre sobre cambio climático en Copenhague, Dinamarca, salieron a la luz unos correos electrónicos "hackeados" a un instituto de investigación que sugieren que el cambio climático no es causado por las actividades humanas, informó el negociador por Arabia Saudita.

Image caption Una investigación policial en curso revelará si el material fue "hackeado" o si de alguna manera se filtró.

Mohammad Al-Sabban le dijo a la BBC que este tema tendrá un "impacto enorme" en la cumbre de Naciones Unidas (ONU) a realizarse la semana próxima, donde participarán países que se niegan a recortar las emisiones de gas de efecto invernadero.

Algunos científicos sostienen que estos correos electrónicos provenientes de la University of East Anglia, en el Reino Unido, no alteran el concepto de que el calentamiento global es producido por el hombre.

La polémica de los correos surgió dos semanas atrás, cuando cientos de mensajes entre científicos de la Unidad de Investigación Climática (CRU, por sus siglas en inglés) de la universidad y sus pares en el mundo fueron hechos públicos en internet, junto con otros documentos.

Una investigación policial en curso revelará si el material fue "hackeado" o si de alguna manera se filtró.

La CRU mantiene una de las bases de datos más importantes del mundo sobre cómo las temperaturas globales han cambiado con los años.

Los más escépticos alegan que estos correos electrónicos socavan la tesis científica que sostiene que el cambio climático es provocado por las emisiones de gas de efecto invernadero como consecuencia de las actividades humanas, caso que ya se conoce como "Climagate" ("Escándalo climático").

Pero recién ahora se ha materializado como un tema que puede influir en las negociaciones de Copenhague, que en teoría deben establecer un nuevo acuerdo global sobre cómo combatir el cambio climático en reemplazo del Protocolo de Kioto.

¡Participe! Copenhague: ¿servirá de algo?

Postura saudita

Arabia Saudita es un miembro influyente del bloque del G77/China, que lidera la posición de los países en desarrollo en varios asuntos en las negociaciones climáticas de la ONU. El G77/China mantiene una posición de no asumir compromisos de reducción de emisiones de gases contaminantes.

El negociador saudita Al-Sabban dejó en claro que espera que el G77/China descarrile el principal objetivo de la cumbre: estipular las limitaciones a la emisión de gases contaminantes.

Al-Sabban le dijo a la BBC que "parece que por los detalles del escándalo no existe ningún tipo de relación entre las actividades humanas y el cambio climático".

"El clima ha estado cambiando por miles de años, pero por razones naturales y no inducidas por humanos.

"Así que cualquier cosa que la comunidad internacional haga para reducir las emisiones de gases contaminantes no tendrá efecto en la variación natural del clima".

Y aseguró que, considerando que otros países comparten esta visión, los gobiernos no estarían preparados para apoyar ningún acuerdo que pueda afectar el crecimiento económico por muchos años, hasta que "nuevas evidencias" establezcan la base científica.

Sin embargo, agregó Al-Sabban, los gobiernos podrían comprometerse a adoptar medidas "sin costo alguno" para limitar las emisiones, mientras que las naciones occidentales deberían prepararse para asistir financieramente a los países pobres y vulnerables.

Por último, Al-Sabban dijo que la cumbre de la ONU debería impulsar una "investigación completa" sobre el tema de los correos electrónicos "hackeados".

Como el primer productor mundial de petróleo, Arabia Saudita se ha opuesto a los intentos por reducir las emisiones de carbono, y ha sostenido que debe recibir compensación financiera por la "pérdida" de ganancias, teniendo en cuenta que la limitación a las emisiones puede limitar la venta de crudo.

"Evidencias irrefutables"

Mientras tanto, India ya se ha fijado un objetivo para reducir las emisiones de carbono en un 20-25% para 2020, "siempre y cuando obtengamos apoyo de la comunidad internacional", señaló el ministro de Medio Ambiente, Jairam Ramesh.

Otras voces se alzaron contra la información contenida en los correos electrónicos, como la de Malini Mehra, fundador del Centro para los Mercados Sociales en India.

"Es un claro intento por desacreditar la evidencia científica y por sembrar confusión con miras a las conversaciones de Copenhague", indicó.

Una portavoz de la Comisión Europea aseguró, por su parte, de que con o sin el "hackeo" a los correos de la CRU, la evidencia de que el cambio climático es causado por el hombre es "irrefutable" y que "científicos del mundo entero están de acuerdo en que el cambio que estamos experimentando no se debe a una variación natural".

"Si no actuamos, el cambio climático aumentará y provocará daños mayores al mundo natural y a la sociedad", aseveró.

A principios de esta semana, el director de la CRU, Phil Jones, renunció a su cargo a la espera de los resultados de la investigación sobre los correos electrónicos.

La universidad anunció que la revisión estará liderada por Muir Russell.

Otros académicos prominentes sostienen que los contenidos de los correos electrónicos no cambian en nada las conclusiones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de 2007.

Lea: Camino a Copenhague

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.