Indicios frescos del hombre caníbal

Sitio arqueológico en Herxheim
Image caption Los arqueólogos creen que el canibalismo pudo darse durante épocas de hambruna extrema.

Un equipo de arqueólogos ha descubierto evidencia de prácticas caníbales generalizadas en un sitio arqueológico de enterramientos humanos en el sudoeste de Alemania, informó la revista especializada Antiquity.

Los autores dicen que sus hallazgos conforman una evidencia poco común del canibalismo en el período neolítico temprano en Europa.

Un total de 500 restos humanos descubiertos cerca del pueblo de Herxheim mostrarían indicios de canibalismo.

Entre estos restos "intencionalmente mutilados" hay niños e incluso bebes no nacidos, afirman los investigadores.

Este sitio arqueológico fue excavado por primera vez en 1996, y vuelto a explorar entre 2005 y 2008.

Hueso masticado

El director del equipo de arqueólogos Bruno Boulestin, de la Universidad de Burdeos en Francia dijo a la BBC que él y sus colegas encontraron señales de que estos huesos humanos fueron cortados y rotos en forma deliberada -uno de los signos de canibalismo.

"Vemos ciertos patrones en los huesos de los animales cuando han sido rostizados", señaló. "Y hemos visto patrones como estos en los huesos humanos (de este sitio)", agregó.

De todas formas, el Dr. Boulestin aclaró que es difícil probar que estos huesos fueron cocinados.

Algunos científicos han rechazado la teoría del canibalismo humano extendido, sugiriendo que la remoción de la carne del hueso pudo ser solo parte de los rituales de enterramiento.

Pero el Dr. Boulestin afirmó que los huesos hallados fueron "mutilados intencionalmente", e incluso varios muestran señales de haber sido masticados.

El neolítico temprano fue el período en que se extendió la agricultura por Europa central. El equipo de arqueólogos de Herxheim cree que el canibalismo pudo darse durante épocas de hambruna extrema.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.