El Reino Unido tendrá agencia espacial

La Estación Espacial Internacional
Image caption El Reino Unido gasta alrededor de US$440 millones anuales en el espacio.

El Reino Unido pondrá en marcha una agencia dedicada a gestionar su política espacial.

Se espera que la nueva organización, que podría contar con un presupuesto propio, representará al país frente a sus socios internacionales.

El anuncio de la creación de la agencia, realizado por el ministro de Ciencia británico Paul Drayson, se produce tras 12 semanas de consultas con miembros de las diferentes academias científicas, la industria y varios departamentos gubernamentales.

El Reino Unido gasta alrededor de US$440 millones anuales en el espacio, la mayor parte a través de su membresía de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

También cuenta con una exitosa industria espacial, que según algunos cálculos contribuye en más de US$10.000 millones a la economía del país.

"Nuestro sector espacial no ha perdido el paso durante la recesión", aseguró Paul Drayson.

"La nueva agencia debe asegurarse de que el Reino Unido explota al máximo su ventaja competitiva en satélites, robótica y tecnologías relacionadas", señaló el ministro.

Mayor cooperación

Image caption En mayo la ESA incluyó al británico Tim Peake en su cuerpo de astronautas.

Mientras Alemania, Francia e Italia cuentan con agencias espaciales que hablan con una sola voz, apoyadas por presupuestos propios, en enfoque británico hasta el momento ha sido delegar la toma de decisiones en un club de "usuarios" a través del llamado Centro Nacional del Espacio.

Los usuarios son los departamentos gubernamentales y los consejos de investigación que tienen intereses en la ciencia espacial o en servicios dedicados al espacio.

Se suponía este enfoque debía asegurar que el limitado presupuesto espacial se invirtiera en base a la "necesidad" y el "valor". Pero algunos críticos aseguran que esta aproximación promueve tan sólo el interés propio y dificulta que el Reino Unido adopte posiciones coherentes en los programas internacionales a los que dirige una buena parte de su la actividad espacial.

Con la creación de la nueva agencia se espera que se puedan superar algunas de las debilidades del pasado y se promueva una mayor y mejor cooperación entre los grupos de usuarios espaciales.

En cualquier caso, no está claro como se financiará la nueva agencia.

Según pudo saber la BBC, hay al menos dos modelos de financiación sobre la mesa. Uno prevé que parte del dinero público que actualmente se destina a los usuarios sea utilizado para la agencia. Otro haría que el dinero siga siendo para los usuarios, que se suscribirían a programas dirigidos por al agencia.

Este último modelo es el utilizado por la ESA, aunque la organización europea también posee un presupuesto propio.

"Noticia excelente"

"En principio, la creación de una agencia es una noticia excelente", dijo Richard Peckham, presidente de UK Space, un grupo que representa a la industria espacial británica.

"Que sea un éxito o no dependerá de cómo sea puesta en marcha", señaló Peckham.

"Tan sólo llamarla agencia no será suficiente. Se le han de otorgar los poderes necesarios. También necesita una política, una visitón clara de lo que debe ofrecer, algo que hasta el momento no hemos tenido".

La decisión de crear una agencia espacial es la última de una serie de noticias relacionadas con los intereses británicos en el espacio que se han conocido en los últimos meses.

En julio, la ESA abrió un centro técnico en el Reino Unido. Mientras, en mayo, la agencia europea incluyó al británico Tim Peake en su cuerpo de astronautas.

Además, el gobierno de Londres ha iniciado una revisión de la actividad espacial del Reino Unido para intentar identificar las tendencias principales que los negocios pueden explotar en los próximos años.

También se acaba de publicar un estudio en el que se examina la posibilidades de la futura participación británica en el esfuerzo global para llevar a los humanos por nuestro sistema solar, especialmente a sitios como la Luna y Marte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.