Autos eléctricos en la Ciudad Luz

Auto eléctrico
Image caption El plan de las autoridades parisinas es ofrecer al menos 3.000 coches eléctricos

La alcaldía de París lanzó este jueves una licitación para crear Autolib, un sistema novedoso de miles de autos eléctricos que serán puestos a disposición del público y que ya despierta aprobaciones y críticas.

El plan de las autoridades parisinas es ofrecer a los futuros abonados al sistema al menos 3.000 autos eléctricos en un millar de estaciones en la ciudad y sus suburbios, para usar principalmente en viajes cortos.

Está previsto que la red comience a funcionar en septiembre de 2011, cuatro años después de la inauguración de un sistema similar de prestación de bicicletas en París conocido como Vélib.

Al abrir la licitación este jueves, el alcalde de París, Bertrand Delanoë, dijo en una conferencia de prensa que su idea es "inventar un nuevo modo de desplazamiento" que sea eficaz y ecológico.

"Se trata de una nueva concepción de la vida en común", definió.

Pero el proyecto ya ha recibido ataques de distintos flancos: los ecologistas creen que puede incitar al uso más frecuente de autos y una empresa de renta de vehículos denuncia "competencia desleal" de la ciudad.

"Frenesí"

Image caption El alcalde de París dijo que su idea es “inventar un nuevo modo de desplazamiento” eficaz y ecológico.

Las autoridades de París pretenden hacer de la capital francesa un ejemplo del cuidado de la ecología y han presentado el plan de Autolib como algo inédito a escala mundial.

La idea está basada en sistemas similares que funcionan en la ciudad alemana de Ulm y en la francesa Lyon, pero mientras allí las redes cuentan con unas pocas decenas de vehículos, el proyecto parisino es más grande.

En total hay 28 comunas asociadas entre la ciudad y sus alrededores.

El plan es que haya 700 estaciones de alquiler de pequeños coches dentro de París y 300 en los suburbios, abiertas permanentemente. La Alcaldía parisina ha previsto un presupuesto equivalente a US$51 millones para construirlas.

El costo en euros del abono mensual para los usuarios será equivalente a entre US$22 y US$29, mientras la media hora de utilización de cada vehículo costará alrededor de U$S7 con seguro incluido.

Al igual que las Vélib, los Autolib podrán devolverse en una estación diferente a la de salida.

Será necesario contar con libreta de conducir para acceder al servicio.

La Alcaldía de París ha previsto que haya cerca de 150.000 abonados sólo en los primeros meses de funcionamiento de Autolib y anticipó que la cantidad de autos disponibles podrá aumentar con el tiempo.

La licitación se cerrará en febrero próximo y la empresa que operará el servicio será elegida a fines de 2010. Delanoë aseguró que existe "un frenesí" de varios interesados en operar el servicio.

Críticas y denuncia

Image caption El plan es similar al de prestación de bicicletas conocido como Vélib.

La iniciativa de Autolib es vista con buenos ojos por los parisinos, de acuerdo a una encuesta de la empresa IFOP publicada el fin de semana por el semanario Le Journal du Dimanche.

El sondeo indicó que 61% de los habitantes de la capital francesa están dispuestos a utilizar el sistema al menos una o dos veces por año y que 20% prevé hacerlo varias veces al mes.

El mayor nivel de interés se registra entre los usuarios de las bicicletas Vélib.

Sin embargo, también han surgido críticas y dudas.

Miembros del Partido Verde, aliado al socialista Delanoë, han advertido que el proyecto de Autolib puede inducir a los ciclistas y usuarios del transporte colectivo a optar por rodados a motor de uso individual, sentando un hábito peor para la ecología y la salud.

Representantes de otro partido político, Nuevo Centro, reclamaron esta semana que el proyecto Autolib sea sustituido por otro de pequeños taxis eléctricos, que a su entender sería menos costoso para los contribuyentes.

Mientras tanto, la empresa de alquiler de vehículos Europcar denunció esta semana ante la justicia a la Alcaldía de París por “competencia desleal” e imitación de marca, ya que tiene registrada la firma Autoliberté desde el año 2000.

Europcar sostiene que Autolib representa un "servicio idéntico" al suyo.

La Alcaldía de París rechazó las acusaciones en un comunicado donde indicó que la empresa privada ofrece un "servicio clásico" de alquiler de coches a gasolina, mientras Autolib funcionará sólo con vehículos eléctricos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.