Hulu.com, ¿el fin de la televisión?

Hulu.com
Image caption El consumo de videos en internet aumentó un 35%.

Imagine un día en que la televisión sea cosa del pasado.

Estudios indican que cada vez son más las personas que buscan en internet los videos que desean ver. Incluso hay quienes han abandonado sus televisores y dejado de asistir al cine para ver sus películas y series favoritas on line.

Un estudio realizado por la organización Neilsen revela que el consumo de video en internet en Estados Unidos ha aumentado un 35%.

Uno de sus mayores beneficiarios no es YouTube, sino Hulu.com. Una página que aunque sólo puede verse en Estados Unidos, cuenta con más de 40 millones de visitas al mes.

El éxito de Hulu.com se basa en sus dueños: Disney, Fox y NBC/Universal. Lo que se traduce en una oferta gratis cinematográfica y televisiva sin precedentes.

Este tipo de iniciativas es lo que persuadió a Carey Calado y su esposo a regalar el televisor a un vecino cuando se mudaron a California. Tampoco contrataron el servicio de cable o satelital.

Conveniente y económico

La familia Calado decidió entregarse en cuerpo y alma a la oferta de video en internet. Cinéfilos declarados, también se olvidaron de las salas de cine.

¿Para qué buscar una niñera, desplazarse en auto y pagar una entrada cuando se está a un clic de la película favorita? "Es más conveniente y el precio es el correcto", responde Carey Calado.

El corresponsal de la BBC en Los Angeles, David Willis, explica que Hulu.com no cobra por suscripción "las ganancias del sitio vienen de la publicidad y hoy en día es una de las páginas más populares en la web".

El presidente de la compañía, Jason Kilar, explicó que debido a que entre el 25 y el 30% de la información se consume en internet, los grandes estudios han decidido tener una tajada de ese pastel.

"Quieren que su contenido sea accesible en ese medio", señala Kilar. "Es (un medio) muy importante y uno de los que crece con mayor rapidez. Si hablas con estudios de cine te dirán que podemos ser importantes en un medio donde la gente pasa mucho tiempo, particularmente los más jóvenes".

Práctica extendida

Image caption En Europa la oferta de videos en internet se integra a la televisión.

La idea de ofrecer la programación de televisión en internet no es nueva ni única en Estados Unidos. En Europa cada vez son más las cadenas de televisión que ofrecen sus programas en internet.

La BBC tiene el iPlayer donde se pueden ver todas las series, documentales, películas, reportajes... con hasta una semana de antigüedad.

No obstante, en vez de dejar de lado la televisión, en el Reino Unido se está desarrollando televisores con internet integrado, lo que permite que la oferta de videos on line esté disponible en el mismo aparato del televisor.

Además, la televisión digital terrestre, que se está implementando en todo el continente, permite que el televidente tenga acceso al iPlayer desde el control remoto de su televisor. Un servicio que ya fue aprobado por el BBC Trust, el órgano supervisor de la corporación.

En España, el fenómeno de los videos en internet ha hecho que se produzcan series exclusivas para el ciberespacio. Tanta ha sido su popularidad que ahora las grandes cadenas de televisión han decidido comprar estas producciones y ofrecerlas en sus sitios en internet y hasta en la programación televisiva.

¿Cuestión de tiempo?

Pero en la medida que el consumo de video por internet aumenta, las ventas de DVD están en picada.

Debido a que los DVD representan una buena parte de las ganancias de los estudios, el corresponsal de la BBC se pregunta cuánto tiempo pasará antes de que sitios como Hulu empiecen a cobrar por su contenido.

"Con o sin cobro de videos, casi 60% de las casas estadounidenses tienen conexión banda ancha en sus casas", aclara el corresponsal de la BBC.

Y en Europa el llamado "apagón analógico", que deja en el pasado las emisiones analógicas de los operadores de televisión para dar paso a la oferta digital, empezó hace casi un año.

El hijo de dos años de Carey Calado todavía no ha visto un programa a través del televisor. "Es posible que su generación sea la primera en crecer mirando al computador y preguntándose la utilidad de esa caja en la esquina de la sala de sus padres", agrega Willis.

Contenido relacionado