EE.UU. estudia visas para emprendedores

Imagen de hombre frente a pantalla electrónica.
Image caption La visa buscaría facilitar la entrada de innovadores a Estados Unidos.

Una propuesta que haría más fácil a emprendedores extranjeros en Estados Unidos fundar la próxima Yahoo o Google será debatida en el 2010.

El congresista Jared Polis ha propuesto una visa para atraer a "extranjeros con buenas ideas".

El tema ha estado ganando apoyo en Silicon Valley, el epicentro de la industria informática de EE.UU., en donde la mitad de los fundadores de compañías tecnológicas son inmigrantes, según una investigación de la Universidad de Duke.

La idea es parte de una propuesta de reforma del sistema migratorio estadounidense.

"Todos los días la economía estadounidense está perdiendo terreno, además de empleos y alta tecnología, frente a China e India porque hay emprendedores nacidos en el extranjero que no pueden conseguir una visa en EE.UU.", dijo Polis.

Oportunidad perdida

Eric Diep, quien acaba de cumplir 22 años, puede ser considerado un ejemplo de lo anterior.

Llegó a Silicon Valley como un estudiante, al igual que muchos inmigrantes que han ayudado a iniciar empresas como Google y Paypal.

Diep fue uno de los primeros desarrolladores en involucrarse en juegos sociales en línea con su aplicación llamada Quizzes, inicialmente lanzada en el sitio de Facebook.

Hace más de un año empezó a solicitar una visa que le permitiese seguir trabajando en Silicon Valley, pero pronto se enfrentó a dificultades.

"La razón por la que fue tan difícil para mí es que me había retirado de la universidad y la estipulación para muchas visas es tener un título de pregrado. Mi edad también parecía ser un problema para los abogados".

"Al principio el problema no eran tanto las tarifas de los abogados sino la distracción. Estaba tratando de dedicar el mayor tiempo posible a perfeccionar mi producto pero entonces me tenía sentar a tratar de entender los aspectos legales de solicitar la visa", dijo Diep a la BBC.

Al final, Diep decidió basarse en su Canadá natal y viajar rutinariamente de ahí a Silicon Valley.

"Los viajes entre los dos sitios son agotadores y caros. En un momento dado, me quedé totalmente sin dinero en mi cuenta bancaria pero a último momento llegó un dinero y ahora tengo suerte de poder seguir haciendo esto".

Diep apoya la idea de una visa para emprendedores porque, para él, Silicon Valley es el lugar donde hay que estar.

"Estar ahí en ese momento realmente me impulsó. Nunca me habría percatado de las oportunidades en juegos sociales si no hubiera estado ahí".

Detalles

Image caption Google es una de muchas firmas de alta tecnología en cuya fundación participaron inmigrantes.

La visa en cuestión busca agilizar el sistema de visas EB-5, iniciado en 1990 para atraer capital extranjero a Estados Unidos.

Cada año 10.000 visas EB-5 están disponibles, pero para conseguir una, los solicitantes tienen que invertir US$1 millón y crear diez empleos de tiempo completo.

Polis dice que quiere una "nueva clase de elegibilidad" con la visa de emprendedores.

Sería concedida a empresarios extranjeros si su plan de negocios atrae US$250.000 de un inversor de capital de riesgo basado principalmente en Estados Unidos o de un "angel inversor".

También deben demostrar que su negocio creará de cinco a diez empleos o que generará utilidades y por lo menos US$1 millón en ingresos.

Algunos de esos requerimientos podrían cambiar cuando el proyecto de ley sea discutido en el Congreso a comienzos de año.

"La reforma migratoria es un gran tema de discusión en Washington", sostuvo Brad Field, un simpatizante de la propuesta quien también es ejecutivo de la firma de capital de riesgo, The Foundry Group.

"Creemos que la visa para emprendedores es una cosa fácil de discutir y de lograr consenso alrededor de ella, presentándola como una manera de alimentar la creación de trabajos y de emprendimientos".

Creación de empleos

Algunos críticos temen que facilitar a los emprendedores instalar sus negocios le hará daño a los estadounidenses al robarles empleos.

"Siento muy fuertemente que es una mala interpretación de la propuesta", dice el asesor de inversión y autor Eric Ries.

"Algunas personas han llamado xenófobos a los que se oponen a la nueva reforma migratoria y por eso creo que es importante diseñar esta propuesta de tal manera que atienda esas preocupaciones. Esta no es una categoría nueva de visa sino la reforma de una categoría existente y viciada", le dijo a la BBC.

Los proponentes de la reforma dicen que lejos de robar empleos, hará que surjan nuevas plazas de trabajo que no habrían existido de otra manera.

"Si el capital está disponible para el mercado, deberíamos apresurarnos a traer esa gente para acá. Esos puestos de trabajo solo se crean si los fundadores obtienen financiación. Esta es una decisión impulsada por el mercado", dice Dave McClure, un emprendedor de internet.

YouNoodle, una nueva empresa fundada por dos emprendedores británicos, le sigue la pista al sector de nuevas empresas y dice que los datos hablan por ellos mismos.

"Con que apenas 10.000 nuevas visas estuvieran disponibles, esto representaría más de 3.000 nuevas compañías innovadoras financiadas cada año en Estados Unidos", dice Kiril Makharinsky, el fundador de YouNoodle.

"Podrían generar más de 10.000 empleos en promedio cada año. En los primeros diez años eso sumaría más de 500.000 empleos altamente calificados".

"Los beneficios son enormes y los costos son irrelevantes porque no se está quitando empleo a los ciudadanos estadounidenses", señala a la BBC Makharinsky.

Y para McClure, las consecuencias de no establecer una clase de visa para emprendedores es obvia.

"Saldremos perdiendo porque no estamos siendo competitivos con el resto del mundo", agregó.

"Hay programas similares en Canadá, el Reino Unido y Australia. Todos ellos están buscando a los emprendedores más exitosos y si apenas miramos a nuestros propios ciudadanos, solo estamos tomando en consideración el 10 o 20% del talento mundial. Eso sería extremadamente miope", concluyó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.