Ovejas invaden ciudades británicas

Oveja
Image caption El esquema de pastores urbanos interesó de tal modo a los ciudadanos de Brighton que ya no hay cupo.

Perros, gatos, tortugas, peces, pájaros y hámsters... Son los animales que con más frecuencia la gente tiene en las ciudades. Sin embargo, en el Reino Unido, un nuevo animal se ha sumado a lista de mascotas urbanas: la oveja.

Según le dijo a BBC Mundo Brigitte Attley, encargada del Club de Pequeños Pastores, una organización que aglutina a los pastores a pequeña escala basada en el condado de Surrey, en el Reino Unido, "el número de miembros de esta agrupación se ha duplicado en los últimos cinco o seis años".

Una de las principales razones para criar ovejas en la ciudad es que sirven para cortar el pasto y aportan más beneficios para el medio ambiente que cuando se realiza esta actividad con un cortacésped.

Este método, tradicionalmente utilizado en las áreas urbanas, corta el pasto de forma indiscriminada, eliminando flores silvestres, grama y pequeños insectos por igual. En cambio, las ovejas consumen la grama de forma selectiva, dando como resultado una superficie despareja que crea diversos microclimas en el paisaje y no perjudican a los insectos.

El mayor interés por la crianza de ovejas en zonas no tradicionales se debe, en opinión de Attley, a que en los últimos años ha crecido el nivel de conciencia en torno al medio ambiente y la salud.

"Es una suerte de continuación de la tendencia a plantar tus propios vegetales y averiguar el origen de la comida que consumes".

Pastores urbanos en lista de espera

Pero el interés por los ovinos no solo se ha manifestado a nivel individual, en la ciudad de Brighton, en el sudeste británico, el gobierno local se ha sumado a la iniciativa creando recientemente un esquema de reclutamiento de pastores urbanos voluntarios para mantener sus parques y zonas verdes.

Tan popular resultó este programa -que solicita a los interesados una hora para vigilar a las ovejas "mientras están trabando" (las ovejas, no ellos)- que muchos voluntarios fueron rechazados para pasar a formar parte de una larga lista de espera.

Además de las razones ambientales, el municipio esgrime a favor argumentos económicos.

Image caption Es importante que la oveja sea de un tamaño que podamos manejar.

El gasto anual para cortar el pasto con maquinaria ronda los US$41.000 y lo que más cuesta es deshacerse de los residuos. En cambio, dicen las autoridades municipales, el costo del esquema de pastores urbanos no supera los US$3.000.

Para quienes estén interesados en criar ovejas en la ciudad el Club de Pequeños Pastores recomienda, en principio, tener una superficie verde de por lo menos media hectárea para cuatro animales.

"También es bueno tener más de una, ya que no les gusta estar solas", dice Attley. "Tienes que buscar una raza que te guste y que tenga un tamaño que puedas manejar, y por último, ponerte en contacto con un club, una persona o una organización que te pueda aconsejar".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.