2010, el año de la biodiversidad

Lagarto de Panay
Image caption El largo de Panay vive en Filipinas. La degradación de su hábitat se está convirtiendo en una amenaza para su especie.

Este lunes la Organización de las Naciones Unidas inaugura el Año Internacional de la Biodiversidad en Berlín, Alemania, con una advertencia: la rica variedad de flora y fauna se está perdiendo a un ritmo 1.000 veces superior al normal como resultado de la actividad humana.

Ocho años atrás, los gobiernos prometieron reducir la velocidad a la que están desapareciendo las especies para 2010. Sin embargo, esta meta no se ha logrado.

El crecimiento de las ciudades y la actividad agropecuaria son dos de las principales razones.

En opinión de Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, el fracaso en proteger la biodiversidad debe servir como una advertencia que nos impulse a buscar una forma efectiva para proteger los bosques, las cuencas hidrográficas, los arrecifes de coral y demás ecosistemas.

A medida que los sistemas naturales como los bosques o los humedales desaparecen, la humanidad pierde los servicios ambientales que estos ecosistemas proveen -de manera gratuita- como por ejemplo la purificación del aire y el agua o la protección frente a los eventos climáticos extremos.

La rapidez con la que se están extinguiendo las especies ha hecho que muchos biólogos afirmen que atravesamos actualmente la sexta era de grandes extinciones de la Tierra. Las cinco anteriores fueron provocadas por eventos naturales, como el impacto de asteroides.

Crisis

Image caption Esta rana de Tanzania ya no puede encontrarse en estado silvestre.

La Convención de la ONU sobre Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés) fue acordada en la Cumbre de la Tierra de Río, en Brasil, en 1992, junto con la Convención sobre Cambio Climático.

Sin embargo, señala el corresponsal de Medio Ambiente de la BBC, Richard Black, los gobiernos se comprometieron a lograr una "reducción significativa" en el ritmo de extinción de las especies para 2010 durante una cumbre celebrada en Johanesburgo, Sudáfrica, en 2002.

Vea: galería de imágenes de especies amenazadas

Las organizaciones conservacionistas admiten que, pese a los éxitos regionales, esta meta no será alcanzada. Es más, algunos análisis sugieren que la pérdida de especies se está acelerando.

"Estamos frente a una crisis", aseguró Jane Smart, directora del grupo conservacionista Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

"La pérdida de esta hermosa y compleja diversidad natural que sustenta toda la vida en el planeta es una amenaza seria para toda la humanidad, ahora y en el futuro", dijo Smart.

La esperanza de la ONU está puesta en la cumbre de la CBD el próximo octubre en Japón, donde se discutirá la posibilidad de llegar a un acuerdo vinculante para tratar de frenar la pérdida de la biodiversidad.

Pero, según Black, dada la falta de interés por firmar un acuerdo vinculante manifestada en la cumbre sobre cambio climático en Copenhague, no está claro qué clase de acuerdo sobre biodiversidad se podrá forjar en octubre.

Contenido relacionado