México se "pone a dieta"

Comida chatarra
Image caption Gran parte de la población consume diariamente bebidas azucaradas y golosinas.

La "comida chatarra" se ha convertido en un problema de salud pública en México. El Ministerio de Salud reconoce que el consumo de alimentos ricos en calorías y carbohidratos, es una de las principales causas del alto índice de obesidad en el país.

Es un problema que mantiene en alerta a las autoridades sanitarias desde hace varios años, porque ha afectado sobre todo a niños, adolescentes y jóvenes.

Por ejemplo, el gubernamental Instituto Mexicano de la Juventud reveló que al menos la tercera parte de la población entre 12 y 29 años de edad consume diariamente bebidas azucaradas y golosinas.

El resultado es que México ocupa el segundo lugar mundial en población con sobrepeso, reconoció el ministro de Salud, José Ángel Córdova.

Y es que según estadísticas oficiales, la llamada "comida chatarra", como bebidas azucaradas, contribuye con el 20% de los casos de obesidad en el país, lo cual provoca otras enfermedades como hipertensión o diabetes.

"El hecho de tener más diabéticos sobrecarga el sistema de salud de una manera impresionante", explicó Córdova.

Menos colesterol

Para combatir el problema de obesidad, las autoridades han solicitado a las empresas de alimentos industrializados que reduzcan los niveles de azúcar, sal y grasas saturadas en sus productos, así como vender raciones más pequeñas.

También pretende eliminar su publicidad en los horarios de programación infantil en las transmisiones de televisión.

Pero los resultados son escasos porque las empresas han firmado acuerdos económicos con autoridades de distintos niveles, aseguró Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, una organización civil que ha solicitado la regulación de los alimentos chatarra.

"Son los que más se consumen, su ingesta diaria entre los niños es de las más elevadas del planeta", dijo en conversación con BBC Mundo.

El ministro de Salud dijo que muchas compañías aceptaron las recomendaciones oficiales, y desde 2009 elaboran productos más saludables.

Publicidad por televisión

En el caso de la publicidad por televisión el panorama es distinto, reconoció Córdova.

La mayoría de las empresas firmaron un código para reducir la difusión de mensajes comerciales en la programación televisiva para niños, así como ofrecer orientación en materia de salud durante estos horarios.

Pero no todos cumplen el acuerdo porque algunas empresas mantienen sin cambios la difusión de sus productos durante las barras infantiles, reconoció el ministro de Salud.

"Ellos dicen: hemos hecho muchas cosas contra la obesidad, sí, pero no han servido de nada, estamos peor", reconoció.

El funcionario advirtió que el gobierno mexicano sancionará a las empresas que incumplan con este protocolo, llamado Código de Autoregulación de Publicidad de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas dirigida al Público Infantil.

BBC Mundo solicitó la posición del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, que agrupa a las empresas de alimentos industrializados, pero no obtuvo respuesta.

Tienditas escolares

Uno de los mercados más grandes de "alimentos chatarra" son las escuelas de educación básica, reconocen organizaciones y autoridades.

En la Cámara de Diputados existen 46 iniciativas legales para regular la venta de estos productos, pero no han sido votadas.

Además, sólo en cuatro de los 32 estados del país está prohibida la venta de "comida chatarra" en las escuelas.

"El cabildeo de las empresas entre los legisladores es muy fuerte, han frenado las propuestas", aseguró Calvillo.

Mientras, la obesidad infantil sigue en aumento según datos oficiales. El Ministerio de Salud reconoce que unos cinco millones de niños menores de 12 años tienen sobrepeso, es decir, la tercera parte de la población infantil de México.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.