Glaxo "regala" curas potenciales de malaria

GlaxoSmithKline (GSK), la segunda empresa farmacéutica del mundo, anunció que pondrá a disposición del dominio público miles de compuestos que podrían potencialmente curar la malaria.

Image caption GSK identificó 13.500 compuestos que podrían potencialmente curar la malaria.

Andrew Witty, presidente ejecutivo de la compañía, anunció en Nueva York que la empresa dará acceso gratuito a 13.500 moléculas que ha identificado como tratamientos potenciales contra el parásito que causa la enfermedad.

El objetivo es que otros investigadores en el mundo puedan probarlas y desarrollarlas como fármacos antimaláricos.

Según el funcionario, "las farmacéuticas multinacionales tienen que equilibrar la responsabilidad social con la necesidad de obtener ganancias para sus accionistas".

"Hay un imperativo -dijo- para ganar la confianza de la sociedad, no sólo cumpliendo expectativas sino superándolas".

El anuncio de GSK se da en momentos en que la farmacéutica está buscando la aprobación de su vacuna experimental contra la enfermedad.

La vacuna, llamada Mosquirix, está iniciando la última etapa de ensayos clínicos con 16.000 personas y, si es aprobada en 2012, sería la primera inmunización disponible contra la infección que causa más de un millón de muertes cada año en el mundo en desarrollo.

Sin condiciones

Los científicos de Glaxo han pasado el último año probando más de 2 millones de compuestos químicos tratando de identificar cuáles podrían ser desarrollados como tratamientos para la enfermedad.

Las 13.500 moléculas seleccionadas serán ahora puestas a disposición de la comunidad científica mundial y otras compañías farmacéuticas para que continúen con las investigaciones.

Las moléculas son los compuestos básicos de los cuales se derivan los medicamentos.

Según Glaxo, siempre y cuando los resultados ayuden en el combate contra la malaria, éste es un trato "sin condiciones" y la empresa no espera recibir regalías por sus investigaciones iniciales.

"Lo que estamos haciendo con todas nuestras investigaciones sobre vacunas y al abrir nuestros laboratorios de investigación, en particular de las 16 enfermedades tropicales olvidadas con las que no ha habido ningún progreso en los últimos 50 años, refleja que GSK está comprometido a ser un impulsor del cambio", dijo Andrew Witty.

Los cínicos quizás dirán que siendo la segunda farmacéutica más importante del mundo, con ganancias anuales de más de US$13.000 millones, Glaxo puede darse el lujo de ser tan filantrópico.

Algunos grupos de investigación de malaria han recibido el anuncio positivamente porque dicen que disponer de esta información podrá impulsar la rezagada investigación de la enfermedad.

"Espero que esto ayude a tener más acceso a medicinas y al desarrollo de tratamientos en países en desarrollo", dijo a la BBC la doctora Mallika Kaviratne de la organización Consorcio Malaria.

"Poner a disposición del público 13.500 moléculas es muy importante ahora porque actualmente está surgiendo una resistencia a los medicamentos actuales y no tenemos otros fármacos proyectados.

"Por eso es importante comenzar a desarrollar nuevos medicamentos, pero esto es algo muy costoso".

En efecto, el desarrollo de un fármaco toma años y es muy costoso.

Por eso, afirman los expertos, es probable que el anuncio de Glaxo para que ahora otros científicos sigan investigando estos compuestos quizás no beneficie a muchos.

Investigación básica

"Estas moléculas, o estructuras químicas, están basadas en investigación básica", dijo a BBC Ciencia el doctor Rogelio López-Vélez, jefe de la Unidad de Medicina Tropical del Hospital Universitario Ramón y Cajal en España.

Image caption La malaria, igual que la TB y el VIH, reciben mucho dinero para investigación.

"Y una cosa es tener medicamentos para usar libremente y otra cosa es tener estructuras de investigación básica que para utilizarlas se necesitan infraestructuras especiales y laboratorios que no están disponibles en muchas partes del mundo".

"Así que serán sólo algunos centros concretos los que podrán probar y aprovechar estas moléculas", expresa el investigador.

"La verdadera generosidad de las compañías farmacéuticas es poner a disposición del público fármacos que ya han sido aprobados y funcionan, algo que ya ha ocurrido antes", dice el investigador.

GSK afirma que está comprometido a mejorar la investigación de enfermedades, no solo malaria sino otros males que siguen estando olvidados.

Pero tal como afirma el doctor López-Vélez, la malaria -igual que la tuberculosis y el VIH- ya no son enfermedades olvidadas porque están recibiendo mucho dinero para investigación.

Otras infecciones tropicales, como el mal de Chagas, dengue, enfermedad del sueño, leishamaniasis, esquistosiomiasis, filariasis, y varias más, son las que están realmente rezagadas.

"Las hemos llamado 'enfermedades tropicales desatendidas' porque con estas no se está haciendo casi nada de investigación", dice el especialista.

"El 1% de la investigación científica se dedica a estas enfermedades que sin embargo representan una carga de salud espectacular en el mundo, pero con las cuales no hay intereses comerciales ni público que pueda comprar medicamentos".

GSK anunció asimismo que establecerá en Tres Cantos, España, un laboratorio de "acceso abierto" para que equipos independientes de investigación puedan estudiar enfermedades.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.