Reiteran compromiso para recortar CO2

Emisiones de gases contaminantes en India
Image caption Las promesas de recortes de emisiones son las que ya habían hecho antes en Copenhague.

Los países responsables de producir más del 80% de los gases con efecto invernadero presentaron el domingo por la noche sus planes para recortar sus emisiones antes de 2020, cumpliendo con el plazo establecido por Naciones Unidas durante la cumbre de Copenhague.

China, el mayor emisor del mundo, prometió reducir sus emisiones entre un 40% y un 50% comparado con sus niveles de 2005, Estados Unidos –segundo en la lista- prometió recortar sus emisiones en un 17% tomando como punto de partida 2005 e India –en el cuarto puesto- se comprometió a un recorte de la intensidad de sus emisiones entre un 20% y un 25% comparado con los niveles de 2005.

Aunque tanto China como India presentaron sus propuestas, ninguno de los dos dio su respaldo –de forma explícita- al Acuerdo de Copenhague, señala el analista de la BBC Roger Harrabin.

Por su parte, la Unión Europea no planteó una propuesta sino dos: una reducción incondicional del 20% y otra del 30% si los demás países que producen grandes cantidades de CO2 hacen un esfuerzo mayor del que han hecho hasta el momento.

En opinión de Harrabin, los negociadores europeos no están dispuestos a poner más sobre la mesa ya que no están satisfechos con la oferta estadounidense.

Sin grandes sorpresas

Según señalan diversos corresponsales, las promesas están no sólo por debajo de lo que se esperaba sino que, además, no son suficientes para mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2ºC, un límite que no debe superarse si se quieren evitar consecuencias nefastas para el planeta, dicen los expertos.

A Niklas Höhne, director de Energía y Clima de la consultora climática Ecofys, con sede en Holanda, las promesas que han hecho hasta el momento ciertos países no le sorprenden.

"Lo que estamos viendo ahora es casi lo mismo que se puso sobre la mesa durante las negociaciones de Copenhague. Pero nadie esperaba –a estas alturas- un cambio", le dijo Höhne a BBC Mundo.

En opinión del analista no se ha logrado un avance pero tampoco se ha dado un paso atrás.

"Por un lado, el hecho de que los países hayan reiterado sus promesas para reducir las emisiones de dióxido de carbono ahora, bajo el Acuerdo de Copenhague, es algo positivo", dijo Höne.

"Pero por otra parte", añadió, "no han hecho propuestas más ambiciosas, y lo que ofrecieron no es suficiente como para que el aumento de la temperatura no supere los 2ºC, un límite que fue incorporado al acuerdo".

Según el analista, como resultado de las promesas hechas hasta el momento las temperaturas pueden subir 3,5ºC.

Presión

Además de los principales emisores, otros países (como Brasil y Japón) presentaron sus planes. Si bien el plazo culminó el 31 de enero, pocos días atrás la ONU anunció que la fecha era "flexible".

La organización tiene previsto publicar la lista de signatarios este lunes, lo cual puede servir como mecanismo de presión para que otros países presenten sus planes en estos días y opten por adherirse al acuerdo.

La próxima ronda de negociaciones está prevista para diciembre en Cancún, México.

Para esa fecha la meta es hacer que el acuerdo se convierta en vinculante, aunque, tras el tibio resultado obtenido en la cumbre Copenhague en diciembre de 2009, muchos analistas dudan que esto pueda lograrse.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.