Ahora dicen que el punto G sí existe

Pareja en la cama
Image caption En Francia consideran al estudio británico una "falta de respeto a las mujeres".

Los hombres del mundo respiraron aliviados hace tres semanas cuando una investigación británica aseguró que el punto G podía ser un mito. Ahora, en Francia cuestionaron -en duros términos- ese trabajo y dijeron que el 60% de las mujeres sí lo tienen.

En una conferencia de ginecólogos que tuvo lugar la semana pasada en París, su organizador, Sylvain Mimoun, dio a conocer esa cifra y dijo que una adecuada "interacción" con el punto G lo podía hacer cada vez más "funcional".

"El estudio del King's College es una falta de respeto a lo que dicen las mujeres", aseguró el cirujano francés Pierre Foldes, en el marco del llamado "Día-G".

A principios de enero, una investigación de ese centro británico, la mayor realizada hasta ahora (participaron 1.800 mujeres), no encontró ninguna prueba de la existencia de esta zona erógena.

Lea: El punto G, ¿un mito?

Según el equipo del King's College de Londres, el punto G podría ser un producto de la imaginación de las mujeres, estimulado por las revistas y los terapeutas sexuales.

"Las conclusiones fueron completamente erróneas porque se basan únicamente en observaciones genéticas. Es evidente que en la sexualidad femenina hay una variabilidad", agregó Foldes, experto en reconstrucción del clítoris.

En tanto, la ginecóloga Odile Buisson agregó: "Creo que el carácter anglosajón, liberal, protestante, significa que son muy pragmáticos. Tiene que haber una causa para todo, un gen para todo. Es totalitario".

"Irresponsable"

Andrea Burri, parte de la investigación del King's College, había asegurado que era "bastante irresponsable reivindicar la existencia de una entidad que nunca ha sido probada y poner presión sobre las mujeres y los hombres".

Por su parte, Petra Boyne del University College of London, le dijo a la BBC: "Está bien que una mujer intente buscar su punto G, pero no se tiene que preocupar si no lo encuentra".

"No debería ser el único foco. Todas las personas somos diferentes", agregó.

El punto G fue bautizado así en honor al ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg quien lo describió hace más de 50 años y dijo que estaba situado en la parte frontal de la vagina a una altura de entre 2 y 5 centímetros.

El año pasado, científicos italianos afirmaron haber localizado el punto G utilizando el ultrasonido.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.