Piratas políticos lanzan ataques en la red

Computadores
Image caption La red se ha convertido en un campo para las protestas políticas.

Según un informe, los activistas políticos utilizan cada vez con más frecuencia los ataques a través de internet como medio de protesta.

Desde finales de 2009, se han sucedido ataques por parte de grupos ambientalistas y políticos que inundaron de datos varios sitios de la red.

De acuerdo con la compañía de seguridad Prolexic –que se encarga de intentar evitar este tipo de ataques- estos colectivos tienen recursos y utilizan técnicas novedosas.

Estos hallazgos se producen después de que un grupo de "ciber-activistas" bloqueara algunas páginas web del gobierno australiano –entre ellas las del primer ministro y la del parlamento- para protestar contra sus planes de filtrar los contenidos de internet.

Prolexic estima que en estos ataques se utilizaron cerca de nueve millones de computadores.

Cambio de tendencia

Este aumento supone un cambio de tendencia importante. Durante años, los principales responsables de este tipo de ataques fueron bandas de delincuentes organizados.

Habitualmente, estas bandas solían contratar a alguien que manejara una red de máquinas pirateadas y le ordenaban que inundara de datos algún objetivo.

Sus técnicas, apuntó Paul Sop, director tecnológico de Prolexic, fueron las mismas durante muchos años.

"Entonces, algo empezó a cambiar. Nuevos jugadores, relacionados con el activismo político, empezaron a ganar terreno", señaló Sop.

En un ataque reciente, dos empresas de perfume fueron golpeadas, según Sop, por ecologistas que querían mostrar su descontento con la forma en que esas empresas fabrican y prueban sus productos.

Intención política

"Nos preguntamos qué ha cambiado y qué hay detrás de esos ataques", comentó Sop.

Por un lado cambió la intencionalidad, en muchos casos claramente política.

Pero además, ciertos grupos de activistas demostraron tener recursos notables.

A menudo, apunta Prolexic, cuando un sitio utilizaba medidas defensivas los atacantes retrocedían.

Sin embargo, esto no ha sucedido en los últimos ataques, que han sido capaces de superar esas defensas.

El informe de Prolexic asegura que rastreó cerca de 4.300 servidores, cada uno de los cuales estaba al mando de un grupo numeroso de computadores al servicio del ataque.

Algunas de estas redes pueden llegar a tener millones de usuarios, mientras que otras apenas alcanzan varios miles.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.