NASA lanzó nuevo observatorio solar

La agencia espacial estadounidense, NASA, lanzó este jueves un nuevo observatorio diseñado específicamente para estudiar al Sol.

El telescopio iba a ser lanzado el miércoles, pero las computadoras detuvieron la cuenta atrás poco antes del despegue debido al mal tiempo.

Image caption El SDO captará imágenes detalladas del sol para entender mejor su comportamiento.

Se espera que el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) adquiera imágenes detalladas de nuestra estrella para poder tener un mejor entendimiento de su comportamiento.

La sonda observará las fuerzas magnéticas que crean las manchas y destellos solares, y transmitirá imágenes con lo que se espera será una excepcional alta resolución.

Un Sol activo puede causar problemas en los sistemas de satélites, de comunicación y de electricidad en la Tierra, especialmente cuando la estrella emite partículas cargadas en dirección de nuestro planeta.

Los científicos esperan que la nueva sonda les ayude a pronosticar este "clima espacial" de mejor forma.

El SDO investigará las funciones físicas dentro, sobre y en la atmósfera del Sol.

"El observatorio es la misión de la variabilidad solar", explica Lika Guharhakurta, el científico a cargo del programa SDO en la sede de la NASA.

"Va a revolucionar nuestro conocimiento del Sol. Revelará cómo la actividad solar afecta nuestro planeta y nos ayudará a anticipar lo que puede ocurrir".

"La sonda observará al Sol de forma más rápida, más profunda y con mayor detalle que cualquier otros telescopios, y superará las barreras del tiempo, escala y claridad que durante mucho tiempo han bloqueado el progreso en la física solar" expresa.

Se espera que los instrumentos del SDO capten imágenes con una resolución 10 veces mejor que una cámara normal de TV de alta definición, y que esas imágenes llegarán a la Tierra en unos cuantos segundos.

La misión intentará desvelar los factores que impulsan los ciclos de actividad solar.

Image caption El sol ha tenido un período de dramática inactividad.

Un objetivo clave será analizar el funcionamiento interno del dínamo solar, la red interna de corrientes de plasma que generan el intrincado y a veces explosivo campo magnético solar.

Éste es el dínamo que subyace en todas las formas de actividad solar, desde los destellos solares que explotan en la atmósfera de la estrella hasta los parches relativamente fríos, o manchas solares, que surgen el disco solar y deambulan a lo largo de su superficie durante días o incluso semanas.

Oportuno

El SDO está siendo lanzado en un momento oportuno. En años recientes se ha visto a una estrella muy quieta y la sonda podrá monitorearla en momentos en que comienza a agitarse.

"El Sol ha estado dramáticamente inactivo", comenta Richard Harrison, coinvestigador del SDO en el Laboratorio Rutherford Appleton en el Reino Unido.

"Los pasados dos años hemos tenido más de 250 días sin ninguna mancha solar".

"Creemos que este mínimo de actividad está llegando a su fin. Todas las señales lo indican. Estamos viendo nuevas regiones activas, que comienzan en las latitudes altas de la atmósfera solar. Se están formando machas solares y estamos viendo los primeros grandes destellos solares", agrega el científico.

La sonda de US$800 millones estudiará al Sol desde una órbita geosíncrona sobre la Tierra y se espera que opere durante por lo menos cinco años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.