Creador de The Pirate Bay lanza Flattr, un nuevo sitio de micropagos

Peter Sunde, fundador de The Pirate Bay
Image caption Sunde ya creó uno de los sitios de internet más prominentes del mundo.

Peter Sunde, uno de los fundadores del sitio web de intercambio de archivos The Pirate Bay, lanzó un nuevo servicio llamado Flattr para ayudar a otros sitios de internet a ganar dinero.

Flattr fue lanzado en fase Beta -es decir, de prueba- y será inaugurado oficialmente a finales de marzo.

El servicio funciona con un sistema de micropagos. Pagando una tarifa mínima de dos euros (US$2.7) los usuarios podrán descargar archivos como películas, textos y música.

El dinero luego será distribuido a través de distintas páginas y, finalmente, llegará a los autores de las obras: músicos, escritores, cineastas.

"Queremos alentar a los usuarios a que además de sus contenidos compartan su dinero", dijo Sunde a la BBC. "Esta será una prueba para ver si el método de micropagos realmente funciona".

Hasta ahora muchos sitios de micropagos han fracasado, según Sunde, por ser demasiado pesados y lentos.

La idea es financiar el sitio cobrando un 10% de la tarifa como gastos administrativos, adelantó Sunde, aunque aclaró que la idea es cobrar lo menos posible.

¿Utópico?

"No hacemos esto para volvernos ricos", dijo a la BBC. "Lo hacemos para cambiar las cosas y lograr que la gente gane un dinero que hasta ahora no cobra".

La pregunta es ¿por qué pagaría un usuario por contenidos que, de todas maneras, son gratuitos? "Sé que la gente es lo suficientemente buena. La gente ama los contenidos y quiere pagar".

Sunde explicó que la idea de Flattr se le ocurrió hace ya cinco años, pero que no podía llevarla a cabo debido a "otros asuntos que me consumían muchísimo tiempo".

Entre esos "otros asuntos" figura el litigio por su página The Pirate Bay, donde se comparten obras protegidas por derechos de autor. Sunde, de 31 años de edad, y sus tres socios fueron condenados a un año de cárcel y al pago de US$3,5 millones de dólares por un tribunal de Estocolmo.

Sin embargo, apelaron el caso alegando conflicto de intereses, ya que el juez es miembro de la Asociación de Derechos de Autor de Suecia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.