Google retrocede con Buzz

Google reconoció en declaraciones a la BBC que las pruebas con su polémica red social Buzz fueron insuficientes.

Image caption Google reconoció que hay problemas con Google Buzz.

La empresa ha tenido que hacer una serie de cambios en su servicio tras una reacción ferozmente adversa de parte de usuarios preocupados con la intromisión en su privacidad.

La BBC fue informada que Buzz únicamente fue sometida a pruebas internas y prescindió de pruebas más extensas con usuarios externos como suelen hacerlo con otros servicios de Google.

Google dijo que estaba trabajando "muy arduamente" para solucionar los problemas.

"Todavía estamos en el mero comienzo de este espacio. Éste fue uno de nuestros primeros grandes intentos", señaló a la BBC el gerente de producto de Buzz, Todd Jackson.

"Ya llevamos un tiempo con las pruebas internas de Buzz en Google. Claro que recibir las reacciones de 20.000 usuarios de Google no es lo mismo que permitir que los usuarios de Gmail jueguen con Buzz en la vida real", agregó.

Muchos de los nuevos servicios de la empresa son sometidos a prueba en el denominado programa de Probador de Confianza de Google, una red de amigos y familiares de empleados de Google que reciben acceso confidencial a productos antes de su lanzamiento.

Lea: Google Buzz, a la caza de las redes sociales

Faltaron pruebas

Buzz no fue sometido a prueba en este programa.

La empresa ahora estableció un nuevo "cuartel general" en la sede de Google para tratar de juntar a ingenieros y gerentes de producto para que decidan qué cambios harían falta hacerle a Buzz.

"Si resulta claro que la gente considera que no hicimos lo suficiente, haremos más cambios", dijo Jackson.

El representante de la empresa reconoció que muchos de las "decenas de millones" de usuarios estaban "enojados con razón" y que la firma estaba "muy, muy apenada".

"Sabemos que tenemos que mejorar las cosas", agregó.

Buzz fue lanzado el 9 de febrero. El servicio integrado al Gmail permite a los usuarios registrar actualizaciones de estatus, compartir contenidos y leer y comentar sobre los postings de amigos.

Participe: ¿Google para todo?

Amistades automáticas

Uno de los problemas que generó preocupación de forma inmediata fue la decisión de Google de crear automáticamente un círculo de amistades basado en las direcciones de correo más utilizadas.

Si el usuario no cambiaba la configuración de su perfil, esa lista se hacía pública automáticamente y permitía que cualquiera viese con quien se correspondía con más frecuencia.

Jackson señaló a la BBC que la decisión de crear listas automáticas surgió de la idea de que Google "quería aportar una gran experiencia al usuario desde un comienzo".

Sin embargo los expertos en privacidad inmediatamente señalaron que esto podría ocasionarle problemas a periodistas, empresarios e incluso personas que entablan relaciones infieles.

El investigador y blogger de origen bielorruso, Evgeny Morozov, que se especializa en las repercusiones en internet igualmente sonó la alarma.

"Si yo estuviera trabajando para el gobierno iraní o chino, yo inmediatamente enviaría a mis escuadrones de expertos informáticos a revisar a las cuentas de Google Buzz en busca de activistas políticos para ver si tienen cualquier vínculo que se le haya escapado al gobierno", escribió.

Lea: Las cinco cosas a tomar en cuenta en la privacidad de Google Buzz

Respuesta a quejas

En respuesta a las quejas, Google señaló que Buzz se limitaría a sugerir a los usuarios contactos con los cuales podrían vincularse.

La empresa igualmente anunció medidas sobre cómo facilitarle al usuario la opción de desactivar a Buzz por completo y garantizar que las cuentas de usuarios no se conecten automáticamente con álbumes de fotos Picasa en internet o archivos que puedan guardar en sus cuentas de Google Reader.

Los cambios se resolvieron en una reunión a nivel de toda la empresa que se llevó a cabo el 12 de febrero en la sede de Google.

"Reconocemos que no logramos hacer las cosas bien y nos estamos esforzando al máximo para solucionarlo", dijo Jackson.

El funcionario dijo que la "transparencia y el control" eran "prioridades máximas" y que los usuarios "seguirían viendo mejorías".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.