EE.UU.: acusan a escuela de espiar a estudiantes en la red

Estudiante frente a una computadora.
Image caption La escuela dijo que las computadoras tenían una cámara oculta de seguridad.

Un matrimonio estadounidense acusó a una escuela de espiar a sus estudiantes con cámaras ocultas en las computadoras del plantel.

La pareja de Pensilvania interpuso una demanda contra una escuela de distrito que prestó computadoras portátiles a alumnos de secundaria.

Explicaron que su hijo fue reprendido por las autoridades escolares "por estar involucrado en comportamiento impropio en su casa", y que la evidencia estaba grabada por una cámara oculta dentro de la computadora portátil .

La escuela del distrito Lower Merion dijo que ya había desactivado las cámaras ocultas dentro de las computadoras portátiles.

Agregó que se habían instalado con el propósito de localizarlas en caso de que fueran robadas o se perdieran.

La escuela dijo este jueves que ya las había desactivado y que estaba revisando sus sistemas de seguridad.

¿Cuerpos desvestidos?

La escuela del distrito Lower Merion entregó las computadoras a sus 1.800 estudiantes que asisten a dos planteles de secundaria de la zona, con el propósito de que los alumnos tuvieran acceso a materiales didácticos las 24 horas del día, indicó la escuela en el portal que tiene en la red.

Michael y Holly Robbins demandaron al distrito a nombre de su hijo y de los otros estudiantes que recibieron computadoras portátiles .

En su demanda dicen que las autoridades del distrito escolar invadieron la privacidad de los adolescentes "al grabar en forma clandestina" sus actividades.

Agregaron que las cámaras ocultas fueron activadas a control remoto y que las imágenes grabadas pudieran incluir cualquier cosa que estuviera sucediendo en una habitación en la que estuviera colocada una de esas computadoras portátiles.

El texto de la demanda dice, entre otras cosas: "Dado que las computadoras portátiles fueron utilizadas en las casas de los estudiantes por ellos mismos, por sus familiares, y por sus amigos, pensamos que muchas de las imágenes grabadas y archivadas pudieran contener situaciones comprometedoras, incluyendo cuerpos a medio vestir o desvestidos".

El jueves, la escuela del distrito Lower Merion subió a su portal digital una carta dirigida a los padres de familia en la que dijo que las autoridades escolares "han hecho siempre grandes esfuerzos" para proteger la privacidad de sus estudiantes.

En la carta, el superintendente escolar, Christopher McGinley, explicó con gran detalle el funcionamiento de la "cámara de seguridad" y dijo que sólo se activaba cuando una computadora determinada había sido reportada robada o perdida.

"La cámara de seguridad está limitada a tomar solamente una fotografía de la persona que está sentada delante de la computadora", dijo McGinley.

"Este aditamento se utilizó solamente con el propósito de localizar una computadora robada o perdida. Las autoridades del distrito nunca activaron la cámara de seguridad para ningún otro propósito".

Sin embargo, agregó el funcionario, el distrito ha realizado una revisión de sus sistemas de seguridad y ya desactivó las cámaras.

Indicó también que están revisando sus políticas para la entrega de computadoras portátiles a los estudiantes, y estudiando nuevas técnicas de seguridad que no invadan la privacidad de los alumnos.

"Lamentamos que esta situación haya creado preocupación o inconvenientes a los estudiantes y sus familias", concluyó.

Contenido relacionado