Contra el dengue, mosquitos que no vuelan

Una nueva cepa de mosquitos en la que las hembras son incapaces de volar está siendo desarrollada por investigadores, en un esfuerzo por combatir la propagación del dengue.

Image caption El dengue es endémico en más de 100 países y unas 100 millones de personas están afectadas.

El virus que causa esta enfermedad se propaga con la picadura de hembras infectadas del mosquito Aedes aegypti, y hasta ahora no existe vacuna o tratamiento efectivo.

Con el nuevo enfoque creado por investigadores de la Universidad de California, Irving, en Estados Unidos y la Universidad de Oxford, Inglaterra, se espera que las hembras mueran más rápido restringiendo el número de insectos y reduciendo, o incluso eliminando, la transmisión del dengue.

Los machos de esta nueva cepa pueden volar pero no pican ni propagan el virus, explican los investigadores en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) (Actas de la Academia Nacional de Ciencias).

Los científicos esperan que cuando los machos genéticamente alterados se apareen con hembras silvestres y pasen sus genes, las hembras de la siguiente generación no puedan volar.

Las hembras descendientes heredarían un gen que limita el crecimiento de sus alas.

Reducción sostenible

Los investigadores creen que una vez que sea liberada, la nueva cepa podría reducir de forma sostenible a la población nativa de mosquitos en entre seis y nueve meses.

El nuevo enfoque, dicen los autores, es "una alternativa natural, segura y eficiente" a los actuales insecticidas perjudiciales.

Y ademas, agregan, podría utilizarse también para reducir la propagación de otras enfermedades propagadas por mosquitos, como la malaria.

El dengue es una enfermedad que causa síntomas parecidos a la influenza, que provoca unos 100 millones de casos al año y que es endémica en unos 100 países.

Según los expertos, cerca de 40% de la población mundial está en riesgo de la infección, principalmente en países en desarrollo, y se ha convertido en una de las cargas de salud más apremiantes.

"Los actuales métodos de control del dengue no son suficientemente efectivos y se necesitan con urgencia nuevos métodos" afirma el profesor Anthony James, uno de los investigadores de la Universidad de California.

"Si logramos controlar el mosquito que transmite el virus podríamos reducir significativamente la morbilidad y mortalidad humanas" agrega.

El concepto de la investigación fue desarrollado por Luke Alphey, fundador de Oxitec Ltd. una organización basada en Oxford que se dedica al diseñar tecnología genética para el control de plagas.

Los científicos lograron crear una alteración genética en los mosquitos que bloquea el desarrollo de los músculos de las alas en las hembras del A. aegypti, lo cual las hace incapaces de volar.

La capacidad de vuelo de los machos no resulta afectada y, según los investigadores, hasta ahora éstos no han mostrado ningún efecto secundario por ser portadores del gen.

"La tecnología es totalmente específica a esta especie porque los machos liberados se aparearán sólo con hembras de su misma especie" explica Luke Alphey.

Image caption Hasta ahora no existe una vacuna o tratamiento efectivo contra la enfermedad.

"No es dañina para el medio ambiente y está mucho mejor dirigida que los enfoques actuales que dependen del uso de insecticidas químicos en aerosol, que dejan residuos tóxicos".

"Otra característica atractiva de este método es que es igualitario: toda la gente que habita en las áreas tratadas está siendo protegida por igual, sin importar qué tan rica, pobre o educada sea" agrega el investigador.

Contra otros males

Según los científicos, aunque este trabajo está enfocado específicamente en el vector del dengue, podría ser adaptado a otras especies de mosquitos que propagan enfermedades como malaria o el virus del Nilo occidental.

Otros expertos han recibido positivamente el avance.

"Éste es un paso muy importante" dijo a la BBC la doctora Hilary Ranson, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Liverpool, Inglaterra.

"Será un desafío logístico producir y liberar a suficientes mosquitos machos y no va a ser barato. Pero puede hacerse con los recursos correctos", expresa.

La doctora Ranson cree que el dengue es la "enfermedad ideal" para este tipo de enfoque porque se propaga con sólo dos especies de mosquito.

Pero quizás otras enfermedades como la malaria podrían ser más difíciles de combatir debido a la variedad de mosquitos que pueden transmitir la infección.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.